Aledmys Díaz ansioso por volver a integrarse a los Cardenales

Aledmys Díaz ansioso por volver a integrarse a los Cardenales

CHICAGO -- Aledmys Díaz es muy bueno en lo que hace. Tambien es extremadamente cumplido y disciplinado. Pero además de sus indiscutibles atributos como jugador, hay que destacar que todos los días lleva a cabo su trabajo con gran pasión y convicción. Cada vez que se presenta al estadio para hacer su rutina antes del juego, y más aun cuando juega, es indudable que no quisiera estar en ningún otro lugar que no fuera el diamante.

Por esta razón, aunque Díaz sea un hombre de pocas palabras y bastante reservado, es evidente que le afecta profundamente encontrarse en la lista de inhabilitados después de sufrir una fractura en el pulgar derecho el 31 de julio en Miami. "Lo que más extraño es jugar todo los días. Uno tiene una rutina durante la temporada de ir temprano al parque todos los días para prepararse para los juegos y es un poco frustrante venir haciendo eso durante los primeros 3 meses y medio de la temporada y no poder jugar ni ayudar a mi equipo a ganar, que es lo más importante," expresa Díaz. Actualmente Díaz se encuentra en San Luis recuperándose poco a poco de su lesión y al parecer todo va por buen camino, "Me siento un poco mejor ya. La primera semana tenía un poco de inflamación en esa parte del dedo, pero me siento un poco mejor ya y tengo menos dolor. En estos momentos la inflamación está bajando en el dedo y es lo que estamos esperando para seguir con el tratamiento y a ver qué es lo siguiente," comenta Díaz.

Mientras espera que la inflamación baje, ciertamente Aledmys Díaz no se ha quedado con los brazos cruzados y está haciendo todo lo posible por agilizar el proceso de recuperación. "Estamos aprovechando el tiempo y creo que el plan que tiene el equipo conmigo es ir haciendo trabajo de piernas y training inferior para que sea más fácil mi incorporación después de que esté mejor. Ahora mismo estoy en San Luis haciendo el trabajo con el trainer todos los días y preparándome en el gimnasio y corriendo y manteniéndome activo."

Pero lo interesante de Díaz es que no solo está haciendo su trabajo físico para mantenerse en forma, sino que también está usando su tiempo en la lista de inhabilitados de una manera más estratégica. Díaz ve los juegos todos los días para respaldar a su equipo, pero además para estudiar al equipo opuesto y así poder volver con un plan de ataque conciso y agresivo, "Estoy viendo los todos los juegos, los estoy siguiendo primeramente para apoyar al equipo desde la distancia con energías positivas y lo segundo, es para poder ver cómo nos están lanzando los pitches. Si Dios quiere, yo regreso pronto y nos vamos a enfrentar dos veces más a Chicago. Me gusta ver los juegos para poder ver cómo nos están lanzando y poder hacer los ajustes cuando me incorpore. Siempre me gusta ver los juegos y ver cómo está jugando el equipo," dijo Díaz.

El hecho de que Díaz esté mirando hacia el futuro y planeando sus próximos pasos, es un claro indicio de su nivel de compromiso y dice mucho de su ética de trabajo. Parte de la misma consiste en aceptar los inconvenientes y los pormenores de su carrera con madurez, aunque se trate como en esta ocasión, de sufrir una lesión en la mitad de su primera temporada en las Grandes Ligas como novato, por cierto, una temporada muy exitosa. Díaz ha tomado su lesión como parte del juego y como un simple revés en su carrera. "Lo que más me afecta de estar en el DL es que no tenga la posibilidad de ayudar a mi equipo en este momento. Estamos pasando por un momento difícil en la temporada, no nos están saliendo bien las cosas, no estamos ganando y me es difícil ver los juegos por el televisor y no poder hacer nada para ayudar a mi equipo. Creo que eso es lo más difícil," expresó Díaz.

Aunque en estos momentos Díaz no sea un miembro activo del equipo debido a su lesión, no deja de sentirse parte de él. Añora estar con sus compañeros para servir de apoyo en el sentido más amplio de la palabra. No solo como jugador, sino también como amigo y compañero. Díaz no ve la hora de reincorporarse como miembro activo para hacer lo que mejor sabe hacer y para continuar haciendo lo que más ama. "No lo digo porque yo haga la diferencia. Esto es un juego de equipo, solo que me siento mal porque no estoy ahí con los muchachos ahora cuando no van tan bien las cosas," afirmó Díaz.