Edwin Encarnación llegó a cinco años seguidos con 30 HR

Edwin Encarnación llegó a cinco años seguidos con 30 HR

HOUSTON - Edwin Encarnación se ha convertido en un modelo de la consistencia vistiendo el uniforme de los Azulejos, así que no fue sorpresa alguna que el dominicano llegara a los 30 jonrones por quinta temporada consecutiva.

El jueves, Encarnación dio un cuadrangular solitario en la victoria de Toronto sobre Houston. No sólo alcanzó los 30 vuelacercas en el 2016, sino también se acercó a los 300 de por vida en Grandes Ligas. El único otro integrante de los Azulejos en tener más campañas seguidas con 30 bambinazos o más es el puertorriqueño Carlos Delgado, quien logró la hazaña con el equipo canadiense en cada temporada de 1997 al 2004.

Todo esto viene de un jugador que una vez fue designado para asignación por los mismo Azulejos y que fue bien criticado por su defensa en la tercera base. Esos tiempos ya pasaron y ahora sólo queda mucho respeto por alguien que claramente se ha establecido como uno de los mejores toleteros del béisbol.

"Me siento contento de tener cinco temporadas consecutivas dando 30 jonrones", dijo Encarnación. "Es algo bien bueno. Nunca lo esperaba y me siento bien orgulloso de eso. Las cosas me están yendo bien, gracias a Dios".

Los 30 cuadrangulares de Encarnación colocan al quisqueyano en el segundo lugar de la Liga Americana en dicho departamento, detrás de Mark Trumbo (31). El designado de Toronto encabeza las Grandes Ligas en empujadas con 91 y, desde el inicio del 2015, es el líder en impulsadas de la Liga Americana con 213.

A veces es fácil dar por hecho la producción continua de Encarnación. Además de los jonrones, el veterano ha remolcado al menos 91 vueltas en cada uno de los últimos cinco años. Es prácticamente seguro que volverá a sobrepasar las 100 empujadas en el 2016, lo cual dejaría el 2014 como la única campaña en que el dominicano no alcanzó el centenar de impulsadas (quedó corto por apenas dos).

Sigue incierto el futuro de Encarnación, quien será agente libre después de esta temporada. El jugador de 33 años de edad será una de las figuras más cotizadas del mercado y debe de recibir un jugoso contrato. Él mismo lo sabe, sus compañeros lo saben y el manager de Toronto, John Gibbons, lo sabe también.

"Eddie es uno de los mejores toleteros del juego. Es un agente libre, ya lo sé", comentó Gibbons. "No puedo decir que sea un momento oportuno porque él hace eso siempre, pero Eddie se ha colocado entre los bateadores élite del juego. Es una amenaza cada vez que da un swing.

"Contamos con par de muchachos capaces de hacer eso".