Yusmeiro Petit, versátil soldado del pitcheo en los Nacionales

Yusmeiro Petit, versátil soldado del pitcheo en los Nacionales

SAN FRANCISCO -- En la Guerra Revolucionaria de los Estados Unidos, existía un grupo independiente de la milicia que en cualquier momento podía unirse al ejército a ejecutar una función bien importante de un modo eficaz. Ese ejemplo de soldado es el utilizado por el dirigente de los Nacionales de Washington, Dusty Baker, para describir al venezolano Yusmeiro Petit.

Tan destacada ha sido la faena de Petit en lo que va de su primer año con la novena de la Capital que Baker no recuerda a ningún lanzador similar al citado derecho entre todos los que él ha dirigido en su ya larga y exitosa trayectoria como manejador en la Gran Carpa.

En este sentido, el experimentado piloto de los Nacionales tiene que remontarse a sus días de pelotero para comparar a Petit con su ex compañero de equipo Al Downing, aquel zurdo que en la etapa final de su trayectoria era exactamente lo que es el venezolano: una herramienta de mil usos que puede salvar a su equipo como iniciador, relevista largo y una serie de funciones en el cuerpo de apagafuegos, con un brazo de goma capaz de entrar en acción en cualquier momento.

"Yusmeiro ha hecho un trabajo muy sobresaliente con nosotros", elogió Baker, que como el citado lanzador sudamericano está en su primera temporada con los Nacionales. "A lo mejor no lanza por una semana o 10 días y aun así puede entrar cualquier noche de una manera bien efectiva a un juego.

"Sabe cómo mantenerse listo", aseguró Baker. "Uno no tiene que estar diciéndole que necesita correr, calentar o cuánto debe soltar el brazo para estar preparado. Es una parte vital de nuestro equipo y me gustaría usarlo más, pero si eso ocurre implicaría que los abridores no han ido profundo en sus juegos".

La analogía con Downing es interesante. Ganador de 123 juegos en la meca de la pelota, el ex serpentinero de los Yankees de Nueva York y triunfador en 20 ocasiones con los Dodgers de Los Ángeles en el 1971, coincidió con Baker en la Tropa Blanquiazul a fines de los 70 y pronto se ganó la admiración del ahora experimentado dirigente.

"A lo mejor [Downing] no lanzaba en un mes, pero de repente alguien se enfermaba y él salía a blanquear a sus rivales", rememoró Baker. "Lo llamábamos 'As', porque cuando lo necesitábamos siempre estaba listo. Yusmeiro me hace recordar a Al".

El entusiasmo de Baker por Petit es recíproco, porque el derecho que debutó en las Ligas Mayores con los entonces Marlins de la Florida en el 2006 tenía varias posibilidades entre los clubes interesados en sus servicios cuando quedó disponible en la libre agencia y una de las razones por las cuales se fue con Washington fue la presencia en el timón del otrora jardinero.

"Creo que salieron del mismo molde, los dos son igualitos", expresó Petit al comparar a Baker con su antiguo dirigente en los Gigantes de San Francisco, Bruce Bochy. "Fue una de las razones por las que vine aquí. Dusty me fue muy bien recomendado y ha sido tal y como me lo decían. Me ha tratado muy bien".

Irse de Costa a Costa en busca de un nuevo plantel no es siempre la fórmula ideal de éxito para un pelotero de Grandes Ligas, pero Petit, ganador de dos anillos de Serie Mundial con los Gigantes en el 2012 y el 2014, consideró que con los capitalinos tendría oportunidades de intervenir de nuevo en los playoffs y quizás la Serie Mundial.

"Estoy bien contento con este equipo que me ha dado tantas oportunidades", indicó Petit, de 31 años de edad. "Lo escogí entre varias ofertas. Los Nacionales estuvieron interesados desde el día que supieron que yo quedaba fuera del roster de San Francisco. Fue una de las decisiones que tomé, porque sé que en los últimos años han estado bien en la postemporada o peleando en las últimas semanas para llegar a ese objetivo".

Curiosamente, Petit fue una de las razones por las cuales los Gigantes y no los Nacionales acudieron al Clásico de Octubre del 2014, con aquel clásico relevo de seis episodios en blanco en un juego de la Serie Divisional que se definió en el 18vo episodio por un cuadrangular del primera base Brandon Belt.

"Tengo los mismos pitcheos y sé que me han conocido más [los bateadores de los demás equipos], pero yo he hecho ajustes en la combinación de lanzamientos que uso", dijo Petit al compararse con el estilo que usaba cuando fue integrante de los Gigantes del 2012 al 2015.

En sus siete encuentros más recientes, Petit tiene efectividad de 1.86. Como abridor, se midió a Clayton Kershaw en una situación de emergencia en partido celebrado en Los Ángeles el 20 de junio. Permitió apenas tres carreras limpias en seis episodios.

"No me preocupó enfrentarme a Kershaw, pero sí lo estaba por salvar al bullpen, que es lo que siempre tengo en la mente cuando me toca una salida así", explicó Petit, que en el 2013 se quedó a un strike de tirar un juego perfecto frente a los Diamondbacks de Arizona en San Francisco.

Con respecto a las posibilidades de los Nacionales, Petit, que en el 2014 implantó la marca de Grandes Ligas de 46 bateadores retirados de manera consecutiva, acentuó que el poderío de esa novena en varios departamentos clave podría llevarla bien lejos en la gran fiesta de octubre.

"Es un equipo similar a donde yo estaba", manifestó Petit, firmado por los Nacionales en diciembre del 2015. "Vamos a echarle las ganas para que con la ayuda que pueda aportar y la de los demás compañeros podamos llevar al equipo adelante.

"Sabemos que podemos llegar lejos, lo hemos demostrado toda la temporada manteniéndonos en el primer lugar", analizó Petit. "Vamos a tener que apretar más, porque viene la hora de la verdad. Tenemos buen equipo. Estamos bien combinados. El manager hace su trabajo, dándole oportunidades a todo el mundo".