Las lesiones bajaron de las nubes a los Cachorros en la 1ra mitad

Las lesiones bajaron de las nubes a los Cachorros en la 1ra mitad

CHICAGO - El 19 de junio, los Cachorros gozaban de una ventaja de 12 1/2 juegos en la cima de la División Central de la Liga Nacional, con el mejor récord en Grandes Ligas, y Wrigleyville ya se preparaba para una bienaventurada fiesta en octubre. La rotación del norte de Chicago era la mejor de la Liga Nacional, Anthony Rizzo y Kris Bryant se estaban volando la cerca, y el prospecto venezolano Willson Contreras conectó su primer imparable al primer pitcheo que vio en la Gran Carpa, un cuadrangular. El cuarto de celebración en el flamante clubhouse de los Cachorros estaba siendo utilizado muy a menudo.

Pero la temporada consta de 162 juegos, y el 19 de junio, el primer bate de los Cachorros Dexter Fowler quedó fuera de acción debido a un esguince en la corva derecha. Ya no se habla más acerca de emular a aquellos Cachorros de 1906, que consiguieron 116 victorias.

El objetivo de los Cachorros este año era ganar la división y evitar llegar a los playoffs mediante el juego a ganar o morir del Comodín, como lo hicieron el año pasado. El mes previo al receso por el Juego de Estrellas ha sido un regreso a la realidad para los pupilos de Joe Maddon. La victoria por marcador de 6-5 el domingo sobre los Piratas sirvió para romper una racha de cinco derrotas seguidas.

LO QUE SALIÓ BIEN
Los Cachorros querían tener un buen arranque, y eso fue exactamente lo que hicieron, gracias a un sólido pitcheo de los abridores Jake Arrieta, Jon Lester, John Lackey, Jason Hammel y Kyle Hendricks. Entre todos registraron efectividad por debajo de 3.00 en la primera mitad. Fowler guío al equipo en abril, bateando .347, mientras que Ben Zobrist fue la chispa en mayo, bateando .406. También fue de ayuda contar con la combinación de Rizzo y Bryant.

LO QUE SALIÓ MAL
En el tercer juego de la temporada, Chicago perdió a Kyle Schwarber por el resto de la temporada debido a una lesión en la rodilla izquierda que tuvo que ser operada, lo que inmediatamente puso a prueba su profundidad en las praderas. Las lesiones se acumularon en junio con Fowler, Tommy La Stella y el cubano Jorge Soler perdiendo tiempo de juego. Zobrist tuvo un buen desempeño como primer bate pero eso creó problemas en el resto de la alineación. El bullpen no se vio fuerte en junio (por ejemplo: Justin Grimm tuvo promedio de carreras limpias de 10.38 en siete partidos).

LO QUE APRENDIMOS
Arrieta es humano. El reinante Cy Young de la Liga Nacional ganó sus primeras nueve decisiones y luego pasó por un mal momento. No se apuntó una victoria cuando los Cachorros anotaron menos de cuatro carreras. También necesitan a Fowler. Jason Heyward no puede batear la bola hacia los espacios correctos. Existe un poco de incertidumbre en la receptoría. Addison Russell tiene más poder del que muchos pensaban. Bryant no tendrá problemas en su segunda temporada en Grandes Ligas.