Un ataque balanceado tiene a Indios en la cima divisional

Un ataque balanceado tiene a Indios en la cima divisional

CLEVELAND - Los Indios finalmente tiene el control de su propio destino. Por primera vez desde que el manager Terry Francona asumió las riendas de Cleveland, el club arrancará la segunda mitad de la campaña en la cima de la División Central de la Liga Americana.

"No quiero confiarme demasiado", dijo Francona, "porque aún queda mucho por jugar, y nadie tiene una bola de cristal. Pero nos hemos colocado en una posición en la que, desde ahora, cada juego que disputemos será bien divertido".

Cleveland llegó al receso por el Juego de Estrellas en primer lugar por primera vez desde el 2007, el último año en que la Tribu ganó su división. Los Indios se han trepado a la cima gracias al gran trabajo de su rotación, una sólida defensa y una ofensiva que ha cumplido de arriba a abajo en el lineup.

LO QUE SALIÓ BIEN
El quinteto abridor compuesto por Corey Kluber, el venezolano Carlos Carrasco, el dominicano Danny Salazar, Trevor Bauer y Josh Tomlin ha cumplido a carta cabal. Kluber y Salazar representaron a ese grupo en el Juego de Estrellas en San Diego. Ofensivamente, el campocorto puertorriqueño Francisco Lindor fue capaz de trasladar su éxito del año pasado a este año, tras haber quedado en segundo lugar en las votaciones para el Novato del Año en 2015. Los veteranos Mike Napoli, Rajai Davis y el dominicano Juan Uribe también han puesto su granito de arena tanto en el terreno como en el clubhouse. El quisqueyano Carlos Santana ha exhibido más poder, el novato Tyler Naquin ha rebasado las expectativas y el utility dominicano José Ramírez ha sabido llenar los zapatos que dejó el lesionado Michael Brantley.

LO QUE SALIÓ MAL
Brantley, quien se sometió a una cirugía en su hombro izquierdo en noviembre, vio acción en apenas 11 partidos en la primera mitad y continúa trabajando para regresar. El receptor brasileño Yan Gomes, de quien se esperaba mucho este año, ha batallado en grande detrás del plato. Las lesiones también impactaron en Carrasco y en el receptor reserva puertorriqueño Roberto Pérez. Cody Anderson arrancó la temporada como el 4to abridor, pero batalló hasta el punto de ser enviado de regreso a Triple-A Columbus. El bullpen se ha visto inconsistente, y dos jardineros (el dominicano Abraham Almonte y Marlon Byrd) recibieron suspensiones tras haber dado positivo al uso de sustancias prohibidas.

LO QUE APRENDIMOS
Los Indios parecen contar con el talento necesario para llegar a la fiesta grande. Varios expertos pronosticaron que Cleveland sería el mejor equipo de la División Central de la Liga Americana y un fuerte contendiente a llegar a la Serie Mundial en 2016. Hasta la fecha, la rotación de abridores, en combinación con varias actuaciones alentadoras de arriba a abajo en el lineup, han respaldado dichas proyecciones. Si la rotación se mantiene en salud y productiva, y Brantley es capaz de regresar este año y ayudar al equipo, la Tribu podría aspirar a algo más que sólo un juego de vida o muerte por el Comodín como el que tuvieron en 2013.