Francisco Lindor vuelve al All-Star, ahora como ligamayorista

Francisco Lindor vuelve al All-Star, ahora como ligamayorista

SAN DIEGO -- Francisco Lindor vivió mucho ambiente del Juego de Estrellas como prospecto de los Indios entre el 2012 y el 2014, período en el que el boricua fue convocado al tres Juegos de las Futuras Estrellas en forma consecutiva.

Finalmente subido a las Mayores en junio del 2015, el torpedero no ha decepcionado para nada en el equipo grande de Cleveland. En un total de 186 partidos con la Tribu, el puertorriqueño ha bateado .309 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .830.

En el 2016, Lindor encabeza a los paracortos de la Liga Americana en WAR con 4.1, superado en Grandes Ligas sólo por Brandon Crawford de los Gigantes.

Pese a las impresionantes hazañas individuales de Lindor en su joven carrera, el jugador de 22 años prefiere reconocer a sus colegas dentro y fuera de los Indios a la hora de tratar de explicar sus éxitos.

"Creo que tiene mucho que ver con mis compañeros de equipo y los coaches", dijo Lindor, quien señala al también boricua Sandy Alomar Jr. (coach), Michael Brantley y Mike Avilés como tres de sus influencias en la escuadra de Cleveland desde el año pasado. "Tú le preguntas a ellos y te ayudan".

Lindor, egresado de la Montverde Academy en la Florida, también asegura que ha podido asimilar conocimientos de béisbol de jugadores de otros equipos, nombrando al veterano puertorriqueño Carlos Beltrán y al venezolano José Altuve como dos de ellos.

"De tan sólo (saludarles) y que te digan cómo estén bateando o algo así, eso se me queda en la mente", expresó Lindor, selección de primera ronda de los Indios en el 2011. "Pienso que (los éxitos) tienen mucho que ver con eso".

Lindor se trasladó de Puerto Rico a la Florida a los 12 años, dedicándose de lleno al béisbol en un sistema disciplinado. Al igual que Carlos Correa, torpedero de los Astros que se graduó de la Puerto Rico Baseball Academy, Lindor viene de un régimen que cree que le benefició a la hora de formarse como pelotero.

"Eso te prepara. Practicas todos los días y juegas tres, cuatro días a la semana", dijo Lindor, quien ve con buenos ojos los centros educativos con fuerte orientación beisbolera en la Isla del Encanto, tales como la que formó a Correa y la Carlos Beltrán Baseball Academy. "En las academias en Puerto Rico estás jugando todos los días. Como estás siempre en un ambiente de competir, te ayuda a ser mejor jugador".

Tocando el tema de los Indios, equipo que con la excepción de un Comodín en el 2013 ha participado en una sola postemporada desde el 2001, Lindor confía en que la Tribu podrá mantener el buen paso que la ha llevado al primer lugar de la División Central de la Liga Americana con ventaja de 6.5 juegos.

"El equipo lo veo muy bien, con tremenda química", expresó Lindor. "Estamos jugando fuerte y nos respetamos. Es lo que todo equipo necesita: trabajar fuerte y jugar para ganar, con la misma meta".