Quintana y Teherán son orgullo estelar para Colombia

Quintana y Teherán son orgullo estelar para Colombia

SAN DIEGO -- No son hermanos, pero es como si lo fueran, porque se aprecian el uno al otro como tales y porque toda Colombia está pendiente de dos de sus hijos favoritos en el apasionante mundo del diamante, como lo son los serpentineros José Quintana y Julio Teherán.

Los dos, uno zurdo, el otro derecho, hacen historia al representar simultáneamente a su querida patria en el tradicional Juego de las Estrellas en el Petco Park, hogar de los Padres de San Diego.

Quintana, de los Medias Blancas de Chicago, llegó al Clásico de Mitad de Temporada con registro de 7-8 y efectividad de 3.21, quinta mejor de la Liga Americana. "No puedo pensar en uno de los participantes del Juego de Estrellas que merezca más haber estado en San Diego", proclamó su compañero Chris Sale, abridor por el Joven Circuito.

Teherán, de los Bravos de Atlanta, tuvo marca de 3-8 y excelente promedio de carreras limpias permitidas de 2.96 antes de incorporarse al roster de la Liga Nacional, pero a lo mejor fuera uno de los máximos ganadores del Viejo Circuito de no pertenecer a una de las novenas con peor récord colectivo y prueba de ello es el juegazo de un hit que le tiró a los Mets de Nueva York para vencerlos por 1-0.

Los dos serpentineros, ambos del departamento Bolívar, tienen otras cosas en común, ademas de ser estelares en el 2016: son tremendos amigos y se aconsejan el otro al otro, durante la temporada y en la etapa de descanso entre cada zafra.

"Sigue en ascenso la pelota colombiana, tenemos dos paisanos en un Juego de Estrellas y es algo muy bueno para nustro béisbol", comentó Quintana, nativo de Arjona. "Esperaba que esto llegase para mí en cualquier momento. Seguiré trabajando duro y poniendo bien en alto el nombre de Colombia".

Uno de los primeros que llamó a Quintana para felicitarlo por su incursión en el equipo de la Liga Americana fue Teherán, lo cual no es raro ya que la comunicación entre ambos es bastante estrecha.
"Creo que es algo bastante grande, se están dando cosas muy chéveres para el país, esperamos que esto siga crenciendo", indicó Quintana de la importancia de que dos colombianos coincidan en el Juego de las Estrellas. "Es bueno para tener una nueva oportunidad de compartir con Julio. Tenemos muy buena relación. Siempre estamos en contacto".

La unión fraternal entre el zurdo de los Medias Blancas, pasa a ser más estrecha por el hecho de que comparte su respectiva preparación entre temporadas con el nativo de Cartagena.

"Es un gran honor, una gran emoción estar representando a nuestro país y que se haya dado la coincidencia de que los dos estemos en un mismo Juego de Estrellas", expresó Teherán, seleccionado previamente para el encuentro de los grandes figuras de la pelota en el 2014. "Somos muy buenos amigos, tratamos de entrenar juntos".

Por supuesto, cada uno de ellos trata de enfocar su pitcheo de manera diferente, aunque el objetivo común es tratar de ganar cada vez que se suben a la lomita en el Béisbol de Lujo.

Para Teherán, que sería una pieza enorme para un equipo contendiente de darse un posible cambio a uno de los mismos antes de que se venza el plazo respectivo el 1 de 1gosto, no es decepcionante formar parte de una novena que pudiera perder 100 juegos ó más en el 2016.

"La confianza que tengo en mí mismo es lo que me ha ha hecho más efectivo", puntualizó Teherán, un genuino #1 para muchos de los 30 equipos de la Gran Carpa. "Me enfoco en tratar de concentrarme más en mi trabajo, que es lo que yo puedo controlar".