Adalberto Mejía es un gran admirador de Sabathia

Adalberto Mejía es un gran admirador de Sabathia

SAN DIEGO -- Para que una organización tradicionalmente rica en pitcheo mantenga entre sus principales prospectos a un lanzador, ése tiene que ser una gran promesa. Es el caso del zurdo dominicano Adalberto Mejía, perteneciente a los Gigantes de San Francisco.

Mejía, de Bonao, República Dominicana, es uno de los serpentineros más experimentados entre todos los participantes en el Juego de las Futuras Estrellas del 2016, en el sentido de que tiene 23 años de edad, ha lanzado en la liga invernal de la República Dominicana y destaca actualmente en la Triple "A" con los River Cats de Sacramento.

"Mi fortaleza es trabajar mucho con mis pitcheos, en las esquinas, al tirar la bola bajita", catalogó el zurdo que es pieza de los Gigantes del Cibao en la tierra del merengue. "Gracias a Dios que me dieron esta oportunidad. Estoy bien contento con ella. Me ha ido bien este año".

La invitación al Juego de las Futuras Estrellas fue la segunda gran noticia profesional recibida por Mejía en menos de un mes. En su debut en la AAA, el 18 de junio, Mejía trabajó siete episodios en blanco y con ocho ponches, dos días antes de su cumpleaños.

Su dirigente en Doble "A", Steve Kline, tuvo comentarios bien elogiosos para el zurdo de Bonao que avalaron su posterior ascenso a Sacramento.

"Sabe lanzar, tiene buen sentido de lo que hace en la lomita y eso [su instinto como pitcher] es algo que no se le puede enseñar a nadie", proclamó Kline. "Tira strikes".

En la AA, el zurdo quisqueyano tuvo excelente efectividad de 1.94 en 11 aperturas y ha iniciado cuatro encuentros desde entonces en la antesala de la Gran Carpa. En sus 109 juegos como profesional en las ligas menores, 89 han sido desde el momento de cantarse el Play Ball.

"Me gustaría ser abridor en las Grandes Ligas", acentuó Mejía. "Sigo trabajando duro para continuar dando para adelante. Lanzar en la Dominicana con los Gigantes fue muy bueno. Lo necesitaba porque pude coger un poco más de experiencia".

Al ver la fortaleza física de Mejía, de seis pies y tres pulgadas de estatura y unas 195 libras de peso, no es difícil adivinar quién pudiera haber sido su ídolo en la pelota profesional.

"Desde pequeñito he venido escuchando en casa el nombre de CC Sabathia", reveló el 10mo prospecto en la lista de promesas de San Francisco. "Yo siempre lo he admirado, por su forma de lanzar. Es mi pitcher favorito".

De los serpentineros que tienen actualmente los líderes del Oeste de la Liga Nacional, el que más le llama la atención es su propio paisano, el estelar derecho Johnny Cueto.

"Siempre le veo sus juegos, me gusta la forma como lanza, sus movimientos para sacar de paso a los bateadores", describió Mejía, que destacó que estará listo para cuando los Gigantes se decidan a llamarlo al Béisbol de Lujo.