Francisco Ríos madura con velocidad y confianza

Francisco Ríos madura con velocidad y confianza

SAN DIEGO -- Un cambio de mentalidad al lanzar, al punto de que ahora es un lanzador más agresivo con su recta, y una mayor confianza en sí mismo, han caracterizado hasta ahora la sobresaliente temporada del derecho mexicano Francisco Ríos en las ligas menores, faena que le permitirá representar a su patria en el Juego de las Futuras Estrellas.

"Estoy orgulloso con el trabajo que hemos hecho, contento, pero no conforme, vamos trabajando día a día", comentó el nativo de Monclova, Coahuila, México, en la gran fiesta beisbolera de mitad de temporada.

De apenas 21 años de edad, Ríos comenzó a todo vapor la temporada del 2016 en la Midwest League (Clase 'A') y eso le mereció un ascenso a la Clase 'A' fuerte de la organización de los Azulejos de Toronto. Primero, tuvo registro de 2-0 y efectividad de 2.10 antes de hilvanar marca de 4-3 y promedio de carreras limpias permitidas en la exigente Liga del estado de la Florida.

"Este año ha sido la velocidad", comentó Ríos, al preguntársele cuál ha sido su herramienta principal para el éxito. "He cambiado mucho desde el pasado. Antes usaba mucho los envíos rompientes.
"Un nuevo instructor de lanzadores me cambió toda la mentalidad", agradeció Ríos. "Muchos tenemos miedo a usar la recta. Ví el resultado que tenía al utilizar la mía. Y he adquirido mucha confianza en mí mismo al subirme a la loma, al hacer mis pitcheos. Sé que no debo conformarme con situaciones, sino dar siempre lo mejor de mí".

Con los Tomateros de Culiacán, en la Liga Mexicana del Pacífico, Ríos tuvo la oportunidad de conocer a quien fuera su ídolo, el también abridor derecho Rodrigo López, ganador de 81 juegos en la Gran Carpa fundamentalmente como abridor y eso lo ha ayudado mucho en su carrera profesional.

"Me ha tocado estar con él [con los Tomateros] y esa ha sido una gran experiencia, porque él sabe demasiado", apuntó Ríos. "Siempre apoya a los jóvenes. Siempre ví a Rodrigo como una buena figura. Y así se lo dije. Mucha gente me caracterizó como él. Rodrigo siempre me veía pitcheando y decía "es igualito a mí, con la misma mecánica y con los mismos pitcheos'".

Asimismo, Ríos se siente a gusto en la organización de los Azulejos, especialmente por el contacto fraternal que tiene con su veloz paisano, el taponero Roberto Osuna.

"Tengo mucha comunicación con Osuna", precisó Ríos. "Me ha dado mucho apoyo, hablando conmigo, dándome consejos. Él está muy contento con mi situación. Me ha estado diciendo 'eres el único mexicano [en el Juego de las Futuras Estrellas], aprovecha, da todo de tí y vive la experiencia, que es algo bien grande'".

En cuanto a un posible ascenso futuro a la meca de la pelota, Ríos revela que espera coronar ese sueño como iniciador de encuentros.

"Me gustaría ser un abridor, pero la situación es del equipo y estaré dispuesto para lo que se necesite", concluyó la promesa de la pelota azteca. "Yo quisiera que fuera mañana [su ascenso], pero uno sabe que esto es un proceso".