Durabilidad y productividad definen al venezolano José Altuve

Durabilidad y productividad definen al venezolano José Altuve

ANAHEIM -- Originalmente, el capataz de los Astros, A.J. Hinch, iba a darle a su segunda base José Altuve el día libre el miércoles. Después de todo, el venezolano venía de ver acción en 169 juegos de manera consecutiva previo al encuentro del miércoles y el dirigente supuso que el intermedista estaba un poco cansado. 

Altuve, por supuesto, le dijo a Hinch que pensaba que esa no era una buena idea, y después de batear de 5-4 con cuatro anotadas, dos sencillos, un doble y un triple en la victoria de 10-4 sobre los Angelinos en el Angel Stadium, el diminuto segunda base tenía la razón. Mientras un fanático coreaba "¡M-V-P!" mientras Altuve caminaba hacia la caja de bateo en la novena, el venezolano coronaba su estupenda jornada con el madero con su cuarto imparable de la tarde y el No. 111 de la temporada para encabezar las Grandes Ligas en ese departamento.

"Trató de darme un día de descanso hoy (miércoles)", externó Altuve. "(El martes) me lo dijo. Inmediatamente pensé que no era una buena idea. Gracias a Dios que no me dio el día libre".

Altuve se ha embasado en 32 juegos seguidos, la racha más larga de esa índole por parte de un pelotero de los Astros desde que Lance Berkman hilvanó 37 en fila en 2004. Altuve cuenta con una racha de 11 compromisos conectando de imparable durante la cual batea .444 (de 45-20) con tres jonrones, ocho carreras producidas y un porcentaje de embasarse de .490. En junio tiene promedio de .420.

El nativo de Maracay, Venezuela, se une a los miembros del Salón de la Fama Craig Biggio (cuatro veces) y Joe Morgan (dos) como los únicos intermedistas de los Astros con cuatro hits y cuatro carreras anotadas en un partido.

"Como lo dije anteriormente, los muchachos detrás de mi están facilitándome el trabajo", destacó Altuve. "Es bien difícil subir a la loma y enfrentar a peloteros como (el puertorriqueño) Carlos Correa, Colby Rasmus, (el venezolano) Luis Valbuena en las situaciones en las que ellos se encuentran ahora mismo. Todos ellos están encendidos en la caja de bateo.

"Sé que es un poco complicado para los pitchers. Ellos van a hacerme algunos pitcheos cómodos porque no desean darme la base por bolas con Correa en el círculo de espera. Correa es el tipo de bateador que te hará pagar, y tengo que agradecerle a estos muchachos".

Altuve tiene promedio de .357 con un porcentaje de embasarse de .432 en 79 juegos este año y ha recibido 39 bases por bolas en contra de 32 ponches. Los 39 boletos gratis están a solamente uno de su marca más alta de por vida impuesta en 2012.

Hinch ha venido ponderando por algún tiempo otorgarle un día de descanso a Altuve más allá del que el equipo tuvo este jueves. Los Astros tienen 10 juegos de manera consecutiva previo al receso por el Juego de Estrellas, y Altuve va en camino a participar en su cuarto Clásico de Mitad de Temporada. El venezolano lidera las votaciones para la segunda base de la Liga Americana por amplio margen.

"El muchacho está un poco cansado, lo crean o no", externó Hinch. "Se acercó temprano a mí para hablar al respecto y no llegamos a un acuerdo, y afortunadamente no tomamos la decisión de sacarlo del lineup. Es casi imposible no contar con sus servicios. En algún momento de esta estadía en casa tendré que darle un día de descanso, quizás dos, porque va a tener un receso por el Juego de Estrellas muy ajetreado. Pero si continúa jugando como hasta ahora, es posible que no quiera recibir ni un día de descanso".