Ubaldo Jiménez decidido a arreglar sus fallas mecánicas

Ubaldo Jiménez decidido a arreglar sus fallas mecánicas

BOSTON - Ubaldo Jiménez atraviesa uno de los peores momentos de su carrera ahora mismo, ya que ha sido enviado al bullpen de los Orioles tras comenzar la temporada con marca de 3-7 y efectividad de 6.89 en 13 aperturas.

El manager de la novena de Baltimore, Buck Showalter, anunció dicha decisión el martes, luego de que el derecho dominicano tuviera su salida más corta como ligamayorista el domingo, en la que permitió cinco carreras y sacó apenas un out ante los Azulejos en Toronto.

"Simplemente llegamos a un punto en que le habíamos dado mucho tiempo para que entrara en ritmo", dijo Showalter con respecto a la situación de Jiménez. "[Estamos] buscando otra manera de ayudarlo porque necesitamos lo que nos puede brindar como abridor".

De su parte, Jiménez asegura que sigue con la frente en alto y que continuará trabajando con el fin de mejorar.

"Me mantengo optimista", dijo el monticular. "Eso es parte de la vida, parte de la pelota. No todas las cosas salen como uno quiere o como uno espera que pasen, así que me mantengo positivo. Espero, con Dios por delante, que las cosas cambien".

Jiménez, de 32 años, cree que sus dificultades en la lomita se deben a inconsistencias mecánicas, las cuales está tratando de corregir.

"Este mes pasado, nada me salía", expresó el oriundo de Nagua. "Aun cuando hacía buenos pitcheos, todo me salía en contra".

No es la primera vez que los Orioles envían a Jiménez al bullpen para tratar de encaminarlo. El quisqueyano se vio en dicho rol en el 2014 - la primera campaña de su contrato de cuatro años y US$50 millones con Baltimore - luego de un comienzo lento. Ese mismo año regresó a la rotación y tuvo varias aperturas sólidas en septiembre. En el 2015, Jiménez finalizó con un promedio de carreras limpias respetable de 4.11 y marca de 12-10.

No obstante, Jiménez se muestra escéptico de que ir al bullpen sea la solución, aunque a la vez dice estar dispuesto a hacer su mayor esfuerzo.

"En el bullpen, uno tiene menos chance de hacer ajustes, ya que tienes que estar ready para pitchar todos los días", dijo Jiménez. "Como abridor, pitchas un día y sabes que tienes cuatro días en el medio para trabajar….pero uno tiene que enfrentar las adversidades y seguir trabajando duro".

Agregó el veterano, "Cuando venga el chance [de entrar a un juego como relevista], mentalmente lo que quiero hacer es volver a lo básico del juego - mirar hacia donde tengo que tirar la bola y sacar outs, no pensar mucho".