El trío joven de los Rangers ha propulsado al equipo

El trío joven de los Rangers ha propulsado al equipo

Es difícil ver jugar a los Rangers y no quedar cautivado. Y no se debe simplemente a que el conjunto tejano sea bueno, aunque lo es, ya que ahora mismo tiene foja de 36-22 - el mejor récord de la Liga Americana - y goza de una ventaja de cuatro juegos sobre los Marineros en la División Oeste.

Lo que hace tan divertidos a los Rangers es la presencia de tres jugadores jóvenes: el jardinero dominicano Nomar Mazara, de 21 años de edad; el intermedista venezolano Rougned Odor, de 22 años; y el infielder curazoleño Jurickson Profar, de 23 años. Dicho trío está en todas partes, conectado hits, anotando carreras y brindando energía. Con ellos, Texas disfruta de la juventud y el talento que todo club anhela. De eso precisamente se trata el draft amateur del 2016.

En los últimos años, hemos visto oleadas de gran talento joven y los equipos han aprendido que los métodos tradicionales no son necesarios y que no tiene nada de malo apresurar a los jugadores y retarlos.

Mazara, Odor y Profar fueron contrataciones internacionales de Texas, pero sus desempeños hablan bien del sistema de desarrollo que ha construido el gerente general Jon Daniels, el cual ha impulsado a los Rangers a cinco postemporadas y dos Series Mundiales en los últimos seis años.

De los tres jóvenes, solamente Odor formaba parte de los planes de Texas de cara a la temporada del 2016. El oriundo de Maracaibo hizo su debut de Grandes Ligas en mayo del 2014 y se ha convertido en un catalizador, tanto en la cueva como en el terreno. Odor llegó a la acción del miércoles con ocho jonrones, 13 dobles, seis bases robadas y promedio de .267 en lo que va de la temporada y los Rangers consideran que podría ser el mejor intermedista en la Gran Carpa.

De su parte, Mazara y Profar comenzaron la campaña en Triple-A Round Rock. Es curioso cómo pasan las cosas, ya que los Rangers no estarían en el primer lugar ahora mismo sin ellos.

Mazara fue convocado al equipo grande el 10 de abril cuando Shin-Soo Choo se lesionó. Al quisqueyano se le considerada el prospecto número uno en el sistema de Texas y aunque tenía apenas 20 años al momento de ser ascendido, el club quería ver si daba la talla como ligamayorista.

Mazara ha excedido las expectativas. Para cuando Choo volvió a la acción el 20 de mayo, Mazara había conectado cinco jonrones y bateaba .307.

Cuando el jardinero izquierdo Ian Desmond se trasladó al bosque central, Mazara asumió el rol de jardinero derecho. El oriundo de Santo Domingo fue nombrado Novato del Mes en el Joven Circuito tanto para abril como mayo.

De su parte, Profar llegó a ser considero el prospecto número uno de los Rangers e hizo su debut de Grandes Ligas en el 2012 a los 19 años de edad, pero se perdió las campañas del 2014 y del 2015 por lesiones. Este año, la novena de Texas se hubiese conformado con verlo jugar una temporada completa en Triple-A.

Además, no había cupo en el roster del equipo grande para Profar, quien se desarrolló como jugador del medio del cuadro, donde el venezolano Elvis Andrus y Odor están afianzados como titulares. Por lo tanto, el club veía a Profar como pieza de cambio si lograba mantenerse en salud.

Pero luego, el 15 de mayo, Odor le dio un puñetazo al cañonero dominicano de los Azulejos, José Bautista.

Cuando Odor comenzó a cumplir su suspensión de siete juegos el 27 de mayo, Profar vio acción a nivel de Grandes Ligas por primera vez en 974 días. En dicho partido, conectó un sencillo. Al día siguiente, bateó otro sencillo y un triple y en el juego después de ése tuvo dos sencillos más.

En siete compromisos como sustituto de Odor, Profar bateó .364 y conectó dos jonrones para ayudar a los Rangers a tener marca de 5-2 en dicho tramo. Al igual que en el caso de Mazara, el desempeño de Profar ameritó que el equipo le buscara tiempo de juego.

Ahí es donde se complican las cosas. En cuatro juegos desde que regresó Odor, Profar ha fungido como bateador designado en dos partidos y ha disputado un juego como intermedista y otro como inicialista.

El manager de los Rangers, Jeff Banister, ha dejado en la banca dos veces a Prince Fielder, quien batea .190. Y en dos ocasiones, no ha puesto como titular a Mitch Moreland, quien lleva promedio de .206 esta temporada.

Banister no sabe cómo se van a dar las cosas, pero asegura que seguirá buscando la manera de complacer a todos.

De lo que el capataz está seguro es de que Odor, Profar y Mazara tienen que jugar. En cuanto a ese dilema se refiere, se trata del tipo de problema que a todo manager le gustaría tener.