Urge un mejor relevo de parte de los Medias Rojas

Urge un mejor relevo de parte de los Medias Rojas

BALTIMORE - Los Medias Rojas promediaron poco menos de siete carreras por juego en su gira de siete partidos, en dicha serie de encuentros tuvieron récord de 3-4. De hecho, Boston tuvo promedio de 7.5 anotaciones en las cuatro derrotas.

"Nuestros muchachos del (ataque ofensivo) están aportando", comentó el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "La diferencia es la falta de localización (de nuestros relevistas). La inhabilidad de controlar nuestro lado del inning a la defensa, sobre todo desde el montículo, se ha visto repetidamente".

El último ejemplo de ello fue el jueves por la noche, cuando los Patirrojos se fueron arriba por 5-4 en el sexto episodio antes de perder la ventaja y caer ante los Orioles por 12-7. Y eso fue un día después de perder por 13-9 vs. el equipo de Baltimore.

Dieciséis carreras en dos días debería resultar en al menos una victoria, pero Boston perdió ambos encuentros. Es una tendencia preocupante para los punteros del Este de la Liga Americana.

"Tenemos que hacer algunas cosas de manera diferente", dijo Farrell. "Contar con esta clase de juegos de parte de nuestra ofensiva-y eso no va a ser todo el tiempo-en un estadio ajeno habla muy bien de nuestro bateo. Pero tenemos que hallar la forma de navegar los innings cuando hay corredores (contrarios) en base. Eso ha ocurrido demasiado".

El jueves, los Orioles dejaron en circulación a apenas dos corredores. Aparte de eso, Baltimore aprovechó siete jonrones para anotar 12 carreras. El abridor de los Medias Rojas, Rick Porcello, abandonó el juego luego de seis entradas con el partido empatado a cinco vueltas por bando.

De ahí en adelante, el relevo de Boston no pudo contener el bateo de los Orioles. Robbie Ross Jr., Junichi Tawaza y Noé Ramírez fueron las víctimas de los locales el jueves.

En sus últimos dos choques en el Camden Yards esta semana, el bullpen de los Medias Rojas permitió 12 hits y 11 carreras (10 limpias) en un total de 7.2 entradas.

"Debimos ganar ambos partidos", dijo Porcello. "Tenemos que tirar la bola mejor en todos los sentidos".