Scioscia: Rodríguez se hace su propio camino al Salón de la Fama

Scioscia: Rodríguez se hace su propio camino al Salón de la Fama

ANAHEIM -- Francisco Rodríguez regresó al Angel Stadium esta semana como miembro de los Tigres, jugando en Anaheim por primera vez desde que vistió el uniforme de los Angelinos hace ocho años.

El venezolano consiguió el miércoles su 15to rescate en el cierre de la serie de los Felinos contra los Angelinos.

El 24 de mayo, Rodríguez se convirtió en el sexto miembro del club de los 400 juegos salvados y apenas tiene 34 años de edad. Algún día podría llegar a los 500, una meta que sólo la han alcanzado el panameño Mariano Rivera y Trevor Hoffman, ambos estarían rumbo al Salón de la Fama.

"Nada intimida a este muchacho en la lomita", señaló el dirigente de Los Angeles-Anaheim, Mike Scioscia acerca de El Kid. "No importa dónde esté lanzando o contra quién. Eso ha resultado en una carrera digna del Salón de la Fama".

Rodríguez surgió en las Grandes Ligas como un menudo lanzallamas de 20 años de edad, fue llamado al equipo grande a mediados de septiembre del 2002 y guio a los Angelinos a un sorprendente título de Serie Mundial en octubre.

Durante los siguientes seis años, Rodríguez registró 2.38 de efectividad, ponchando a 11.6 bateadores por cada nueve entradas y acumulando 208 rescates por los Angelinos. Los siguientes ocho años ha sido integrante de los Mets, Cerveceros, Orioles y Tigres, registrando 3.08 de efectividad, ponchando a 9.7 bateadores por cada nueve capítulos y salvando 192 juegos.

El repertorio del derecho "no es como lo fue cuando estaba con nosotros", declaró Scioscia. "Pero ha mantenido la velocidad con el cambio, su velocidad sigue siendo de alto nivel y todavía tiene aquella mentalidad desafiante".

La velocidad promedio de Rodríguez ha bajado de 95 millas por hora en el 2007 a 89 millas por hora en el 2016, su primera campaña con los Tigres. Pero todavía consigue outs y cierra partidos. Por eso Scioscia tiene al oriundo de Caracas en el grupo élite de taponeros, junto a Rivera, Hoffman, Lee Smith y John Franco.

"No cabe duda", expresó Scioscia. "No cabe ninguna duda".