El Kid se emocionó al lograr su juego salvado número 400

El Kid se emocionó al lograr su juego salvado número 400

DETROIT - En algún momento, Francisco Rodríguez se volverá a preparar para tratar de poner fuera a tres bateadores en el noveno inning y así sumar otro salvamento. Pero el martes por la noche, el venezolano se aseguró de gozar tras haber llegado a los 400 rescates de por vida.

Al momento de dirigirse a los medios tras el triunfo de los Tigres por 3-1 sobre los Filis, Rodríguez traía puestos zapatos especiales para marcar la ocasión, los cuales estaban adornados con la bandera venezolana, el número 400 y el apodo del lanzador, K-Rod.

Pero algo más revelador fue la manera en que se le aguaron los ojos a Rodríguez al hablar sobre la sensación de ser apenas el sexto lanzador en la historia de Grandes Ligas que llega a 400 rescates de por vida.

"Significa mucho, definitivamente", dijo Rodríguez. "Hay que asimilarlo, disfrutarlo. Dado que solamente seis personas lo han logrado en tanto tiempo, es algo especial para mí y para mi familia".

En dicha lista se encuentran el panameño Mariano Rivera, Trevor Hoffman, Lee Smith, John Franco y Billy Wagner. Cada uno de esos pitchers se mantuvo dominante aún con más de 30 años, pero ninguno impresionó tanto a una temprana edad como Rodríguez.

A sus 20 años, Rodríguez ya era preparador de un equipo que ganó la Serie Mundial. El oriundo de Caracas registró su primer rescate por los Angelinos a sus 21 años de edad y dos años después encabezó la Liga Americana con 45 salvamentos. En el 2008, a sus 26 años, impuso un récord de Grandes Ligas con 62 salvamentos en una temporada.

A sus 27, Rodríguez ya había acumulado 208 juegos salvados, pero entre el 2012 y el 2013, logró apenas 13. Para llegar a hacer historia, el monticular tuvo que renacer y reinventarse como cerrador con un lanzamiento en cambio dominante en lugar de una recta poderosa y un slider letal.

"Cuando llegué a los Estados Unidos y subí a las Mayores, simplemente era un muchachito con muchos sueños", expresó Rodríguez. "Pero nunca, jamás me pasó por la mente que 10, 12 o 15 años después iba a llegar a 400 rescates. Es algo que no esperaba".

Esta temporada, Rodríguez ha logrado 14 salvamentos en igual número de oportunidades desde que malogró una oportunidad de rescate en el Día Inaugural. Antes de permitir par de hits y un elevado de sacrificio el martes, el diestro llevaba cinco presentaciones consecutivas sin ceder hits y seis al hilo sin admitir carrera alguna.

Pero con la carrera del empate al bate, Rodríguez sacó a Ryan Howard y luego ponchó al panameño Carlos Ruiz para ponerle fin al juego y comenzar su celebración.

"No sé si lloré, grité o me reí", expresó Rodríguez. "Me pasaron muchas cosas por la mente en ese momento. Y aún estoy tratando de asimilarlo y disfrutarlo. Ya veremos qué pasa".

Ahora, Rodríguez ya se enfoca en estar listo para su salvamento número 401.

"No me pienso detener", dijo el serpentinero. "Voy a seguir trabajando fuerte, seguir sumando [rescates] y miraré hacia atrás cuando sienta deseos de retirarme".