Danny Salazar exhibe dotes de as este año en los Indios

Danny Salazar exhibe dotes de as este año en los Indios

CLEVELAND - Danny Salazar vio a su compañero de la rotación de los Indios, Corey Kluber, ganar un Premio Cy Young hace dos años. Y en el 2015, el dominicano vio al venezolano Carlos Carrasco surgir como uno de los mejores abridores de la Liga Americana.

Después de otra joya de Salazar el martes en la victoria de Cleveland sobre Cincinnati, el derecho afirmó que él quiere tener un año así, como los de Kluber y Carrasco. El quisqueyano aspira a dar un gran paso hacia adelante en su pitcheo.

"Este (año)", dijo Salazar, con una sonrisa. "Y el otro y el siguiente".

Hasta ahora, Salazar ha creado la base para tener esa clase de temporada por la Tribu.

Fácilmente podría pasar desapercibido la actuación de Salazar contra los Rojos el martes, ya que los bates de los Indios le dieron una ventaja de siete carreras para la tercera entrada y de 12 para la sexta. Pero el esfuerzo monticular del dominicano no debe subestimarse.

Salazar ponchó a ocho bateadores y ha abanicado dicha cantidad en cuatro salidas consecutivas. La única carrera que permitió en 7.1 innings fue producto de un elevado de sacrificio. Del segundo al séptimo episodio, el diestro retiró a 16 bateadores sin conceder imparable alguno.

"Se vio bien, muy bien", dijo el manager de los Indios, Terry Francona. "Se mantuvo concentrado, lo cual fue muy bueno".

Esa ha sido la tendencia de Salazar en el 2016.

Por ejemplo, en su salida anterior, Salazar luchó para hallar el comando y se vio en una situación de bases llenas en cada una de sus primeras dos entradas vs. los Astros. En ambas ocasiones, logró sacar el cero. El 1ro de mayo en Filadelfia, Salazar cometió un costoso balk y permitió un par de carreras en el segundo inning. Pero luego de eso, conocedió un solo hit al medirse a un total de 12 bateadores.

"Creo que eso va con la madurez que esperábamos de él", dijo el receptor de los Indios, el brasileño Yan Gomes. "Creo que él está tomando el próximo paso en ese aspecto, definitivamente".

Con su actuación ante Cincinnati, Salazar ganó su cuarto juego del año y mejoró su efectividad a 1.80, la tercera mejor en la Americana y la sexta mejor en Grandes Ligas. El quisqueyano encabeza el Joven Circuito en promedio en contra con .156; sólo Jake Arrieta de los Cachorros (.153) le aventaja en las Mayores en ese sentido. El porcentaje de ponches de 31% de Salazar es el mejor de la Americana y, en la Nacional, sólo el cubano José Fernández, Clayton Kershaw, Max Scherzer y Noah Syndergaard han ponchado con más frecuencia.

Salazar también está entre los líderes en ponches (61), Fielding Independent Pitching (2.62) y WHIP (1.00), entre otros departamentos.

"Definitivamente, ha dado el próximo paso", dijo el segunda base de Cleveland, Jason Kipnis. "Está pitchando como un líder de una rotación y lo es. Ya no es simplemente un tirador, saliendo a lanzar a 97 (millas por hora). Ahora lo ves trabajando bien con el cambio de velocidad y el slider y por fin se está dando cuenta de quién es como pitcher. Es divertido de ver".

De su parte, Salazar no quiere conformarse con el progreso logrado hasta ahora.

"Vengo trabajando duro para ser lo que soy ahora mismo", dijo el abridor. "Voy a seguir trabajando".