Zack Greinke da señales de volver a ser el de antes

Zack Greinke da señales de volver a ser el de antes

PHOENIX - Cada temporada es diferente, pero Zack Greinke no esperaba que el 2016 fuera tan distinto al año pasado.

Incluyendo su presentación del martes, una victoria de sus Diamondbacks sobre los Yankees en el Chase Field, Greinke ha permitido ya 32 carreras en nueve aperturas de la presente campaña. La temporada pasada con los Dodgers, llegó a dicha cantidad de vueltas concedidas en su salida número 25.

¿Miro hacia atrás? Miro hacia atrás para ver si estoy haciendo algo distinto?", expresó Greinke luego de permitir cinco hits y tres carreras en 7.0 entradas para adjudicarse su cuarto triunfo en sus últimas seis aperturas. "Sé que el año pasado fue bueno y este año no ha sido muy bueno".

De hecho, el año pasado fue épico para Greinke. Tuvo marca de 19-3 con efectividad de 1.66. En seis salidas entre el 19 de junio y el 18 de julio, el derecho no permitió carrera alguna. En estos momentos, lleva récord de 4-3 con promedio de carreras limpias de 5.08. Definitivamente, no es lo que él ni nadie más esperaba.

"Estoy tratando de ser consistente", dijo Greinke. "He tenido demasiados juegos malos hasta ahora este año. Si tengo más juegos como éste, todo estará bien".

Al preguntársele si está haciendo algo diferente, Greinke contestó lo siguiente: "Tal vez haya algo distinto, pero si lo hay, es algo pequeño. No es que haya una gran diferencia. El primer juego, lo lancé muy mal. Eso no debe pasar".

El martes, se vio el Greinke de calidad durante los primeros 7.0 innings contra los Yankees. El veterano usó todos sus pitcheos, entre la parta baja y alta de la zona de strike. No dio base por bolas alguna y ponchó a siete bateadores. Le concedió un largo jonrón al dominicano Starlin Castro, con un pitcheo que Greinke calificó como "una recta por el mismo medio".

Greinke retiró a 12 bateadores en forma consecutiva después del cuadrangular.

Con 91 lanzamientos ya hechos, el manager de los Diamondbacks, Chip Hale, pudo haber sacado del partido al diestro, pero lo dejó para la octava entrada. Greinke permitió sencillos de Didi Gregorius y Aaron Hicks y salió del encuentro. Ambos corredores anotarían, cargado a la cuenta personal de Greinke.

"Empezó a elevar el cambio de velocidad y ellos consiguieron par de hits como consecuencia", dijo Hale. "Le quedaban muchos pitcheos; pudo haber llegado a 110. Si él no se siente bien, nos lo hará saber. Hemos quedado en eso".