Los D-backs alegran una tarde de béisbol infantil en sur de Phoenix

Los D-backs alegran una tarde de béisbol infantil en sur de Phoenix

PHOENIX -- Era un sábado de béisbol cualquiera en el campo de la Liga Infantil de Béisbol de South Mountain, el intenso sol de mayo ya calentaba el terreno de juego, cuando aún no saltaban al terreno de juego los equipos que disputarían la jornada se escuchó un escandaloso claxon de un enorme autobús.

No era otro que el de los Arizona Diamondbacks y en su interior, además de directivos también venían las porristas, junto con las botargas correlonas de Mark Grace, Luis González y Randy Johnson, conocidas como los D-backs Racing Legends.

Con ello los D-backs sorprendieron a los aficionados presentes en el campo ubicado por la Calle 7 al Sur de Phoenix, los cuales participan en el programa Give Back Jersey, esto como parte de la Play Ball Weekend, en donde también pudieron disfrutar de toda la experiencia como si estuvieran en el Chase Field.

Asistieron los jugadores Randall Delgado y Jake Barrett, la mascota Baxter, el animador con el órgano del Chase Field Bobby Freeman, el anunciador oficial del Chase, Chuck Drago, quienes del sábado uno muy especial.

Delgado y Barrett tuvieron la oportunidad de fungir como coaches en primera y tercera base respectivamente, mientras que Bobby Freeman hizo su interpretación de "Take me out to the Ball Game".

Esta sopresa formó parte del programa Play Ball Weekend de Major League Baseball para celebrar a la juventud y la niñez que juega béisbol o softball en una liga en cualquier rincón el país, al tiempo que motiva a practicar la pelota en cualesquiera de sus formas.   

Debbie Castaldo, Vice President, Corporate & Community Impact de los Arizona Diamondbacks recordó que en este 2016 el equipo cerca de 43 mil uniformes para las ligas de béisbol infantil del estado de Arizona. La directiva calculó en cerca de 5,000 dólares el ahorro que cada liga está haciendo en este gasto, los cuales pueden ser invertidos en otras áreas.

"Todos los uniformes para esta liga fueron donados por los Diamondbacks, con ello se reduce el costo de los padres de familia para que los niños puedan venir a jugar, además la directiva de la liga puede, con ese dinero que se están ahorrando, invertir en el mejoramiento de sus campos, en entrenar mejor a sus coaches para que brinden una mejor atención a los niños, además de crear una nueva base de fanáticos", indicó Castaldo.

Dolores Martínez, quien forma parte de la mesa directiva de la Liga Pequeña South Mountain, no salía de su asombro.

"Nosotros no lo esperábamos, por lo menos yo, los niños estuvieron sorprendidos, además de que es muy bello para nosotros, nos encontramos muy orgullosos de que nos incluyan en el programa de Play Ball Weekend", dijo Martínez.

En la Liga Infantil de South Mountain juegan actualmente cerca de 350 niños, y desde 1962 está funcionando. 

Randall Delgado, lanzador de los Arizona Diamondbacks, recordó los tiempos en que era un pequeño y jugaba a la pelota en Panamá.

"Nos hemos divertido bastante en este tiempo que hemos pasado aquí. Cada vez que tenemos la ocasión de asistir a un evento de estos recordamos cuando empezamos a jugar y puedo recordar que éramos muy felices", dijo.

Delgado hizo memoria en la ocasión, que cuando jugaba en las ligas infantiles en su país tuvieron la visita del jugador de Ligas Mayores, Ramiro Mendoza, ocasión que quedó marcada en su vida. 

"Ramiro Mendoza nos visitó en nuestra liga, me puse muy contento, fue un gran sorpresa e inspiración", finalizó.