Jake Arrieta ha revalidado su dominio en lo que va del 2016

Jake Arrieta ha revalidado su dominio en lo que va del 2016

Para la creencia popular, era casi imposible que el derecho Jake Arrieta repitiera el histórico desempeño que tuvo durante la segunda mitad de la temporada del 2015.

Hasta ahora en el 2016, el abridor de los Cachorros de Chicago lleva la delantera ante la creencia popular.

Arrieta fue la piedra angular para que los Cachorros pudieran ganar 97 juegos el año pasado. El diestro disfrutó de una segunda mitad para el recuerdo en camino a ganar su primer Premio Cy Young de la Liga Nacional. La efectividad de Arrieta de 0.75 después del receso del Juego de Estrellas fue la mejor para cualquier pitcher desde que el Clásico de Media Temporada fue establecido en 1933.

A simple vista, esa clase de actuación parece casi imposible de duplicar, quedar cerca de imitar ni simplemente repetir. Pero Arrieta parece estar mostrando un nivel similar en el 2016.

¿Es sólo una pequeña muestra? Por supuesto, pero Arrieta ya ha logrado establecer sus credenciales como un lanzador capaz de desempeñarse a un extraordinario nivel por largo trecho. Cuando analizamos sus números, la comparación es grandeza vs. grandeza.

El promedio de efectividad de Arrieta en seis aperturas esta campaña es de 0.84, ligeramente peor de la que registró en la segunda mitad del 2015.

El WHIP (bases por bolas más hits por inning lanzado) de Arrieta es de 0.744 comparado, con el de .0727 en la segunda mitad del 2015, cuando cedió 4.6 hits por cada nueve entradas. Esta temporada, el derecho ha concedido menos imparables por cada nueve episodios (4.2).

En cuanto a ponches, el promedio de Arrieta este año de 7.7 abanicados por cada nueve innings es mucho menor que el de 9.5 que registró después del receso del Juego de Estrellas la campaña pasada. Por consiguiente, su índice de ponches por cada base por bolas otorgada también ha disminuido, de 4.91 a 3.08.

Pero si observamos los hits por cada nueve innings permitidos por Arrieta, ese declive en ponches no significa que los bates de la oposición estén descifrando al as de los Cachorros esta temporada.

Y, por supuesto, Arrieta lanzó un juego sin hit ni carrera en la segunda mitad del 2015. En lo que va de este año ya lleva un no-hitter. El pasado 30 de agosto, el derecho lanzó un no-no ante los Dodgers, con 12 ponches y un solo pasaporte. Hace apenas 15 días, el 21 de abril, Arrieta repitió la hazaña ante los Rojos, esta vez con seis ponches y cuatro bases por bolas. Cualquiera que desee destacar que el juego sin hit ni carrera del año pasado fue más dominante que el de este año es bienvenido con dicha observación, pero no menospreciemos ni un solo no-hitter.

En cuatro ocasiones esta campaña, Arrieta no ha permitido anotaciones. De hecho, el diestro ha cedido un total combinado de una carrera en cinco de sus seis aperturas. Después de la más reciente salida de Arrieta, en la que blanqueó a los Piratas con dos imparables en siete entradas, el piloto de los Cachorros Joe Maddon dijo lo siguiente:

"Es raro estar cerca de alguien que ha lanzado tan bien como él por ese período de tiempo. Pero creo que está haciendo un excelente trabajo al lidiar con todo esto. Es la misma persona de antes. No existe un falso sentido de la humildad; creo que es un hombre con mucha confianza en sí mismo y eso me agrada. Su ética de trabajo es impecable. Honestamente, el muchacho va a continuar por este mismo camino".

Ese es el principal objetivo. Arrieta va en camino a la excelencia, y no parece estar inclinado a salirse de éste.

¿De qué manera puede un pitcher continuar haciendo lo que hizo durante una magnífica segunda mitad? En el caso de Arrieta, lo ha logrado teniendo un fantástico arranque en la siguiente temporada.

En las ultimas 103 campañas, Arrieta es el único abridor de los Cachorros en tener al menos seis presentaciones durante los primeros 25 juegos del equipo con una efectividad tan buena como 0.84.

Y mientras que en la actualidad medir el desempeño de un pitcher solamente por su cantidad de victorias ha perdido relevancia, los números de Arrieta en ese departamento no dejan de ser impresionantes. Con su récord de 6-0 este año, Arrieta se ha convertido en el primer lanzador en ganar 17 decisiones de manera consecutiva desde que el cubano José Contreras lo hizo entre 2005 y 2006 por los Medias Blancas.

La marca de todos los tiempos de más decisiones ganadas al hilo es de 24, por parte del zurdo Carl Hubbell. El "Rey Carl" logró esa hazaña entre 1936 y 1937, agenciándose de manera curiosa su 24ta victoria en una rara presentación en relevo. En camino al Salón de la Fama, Hubbell registró efectividad de 1.99 en la segunda mitad de la temporada de 1936.

Ya no es tan rápido para pensar que el desempeño de Arrieta en la segunda mitad del 2015 no fue mera suerte, sino una indicación de la excelencia que está por venir.