A-Rod a la lista de lesionados de Yankees; sube James Pazos

A-Rod a la lista de lesionados de Yankees; sube James Pazos

BALTIMORE, Maryland -- Alex Rodríguez no prestará ayuda alguna en las próximas dos semanas para intentar que los Yankees de Nueva York abandonen el sótano de la División Este de la Liga Americana.

Los Yankees colocaron el miércoles a A-Rod en la lista de lesionados de 15 días por un tirón en la corva derecha.

El bateador designado se lastimó el martes por la noche, al correr a primera base en el quinto inning de una derrota ante los Orioles de Baltimore.

Cuando se le pidió que describiera la gravedad de la lesión, Rodríguez respondió el miércoles "nuestros doctores en Nueva York están trabajando. Iré a la lista de los lesionados, así que es algo suficientemente serio".

El martes, A-Rod confió en que la lesión no lo dejara inactivo por un largo tiempo. Pero ha ingresado a la lista de los lesionados por séptima ocasión en las últimas nueve campañas. Su última visita a la lista fue en 2013, por una lesión de cadera que necesitó una cirugía.

"La máquina no miente", dijo Rodríguez en referencia a su cuerpo. "Hay que ser inteligente. Queda mucha pelota por jugar este año".

Rodríguez, de 40 años, batea .194 en 20 partidos. Conectó tres de sus cinco jonrones en los cinco últimos partidos, y suma 12 remolcadas, incluyendo cuatro el domingo contra Boston.

"Creo que estaba viendo mejor la pelota, y que la calidad de mis turnos se había elevado", indicó.

Nueva York podría extrañar su aportación. Los Yankees comenzaron el miércoles con una foja de 8-16 y estaban empatados en el último puesto de la Liga Americana con 82 carreras.

"No puedo pensar en un peor momento para ir a la lista de los lesionados", reconoció Rodríguez. "Todo el bateo ha tenido problemas. Hablé con mis compañeros y les dije que no había razón por la que no pudiéramos anotar cinco carreras por noche".

Por ahora, los Yankees tendrán que intentarlo sin A-Rod. Al menos el miércoles, se impusieron 7-0 a los Orioles, para dejar atrás una racha de seis derrotas en fila.