El boricua Ángel Pagán se ve renovado en los Gigantes

El boricua Ángel Pagán se ve renovado en los Gigantes

NUEVA YORK - Casi a diario, Ángel Pagán juega el equivalente de una doble cartelera. Quizás eso sea lo que le ha permitido al boricua brillar por los Gigantes en el terreno de juego este año.

El lunes, después de conectar par de batazos productores en la victoria de San Francisco por 5-4 sobre San Diego, Pagán les pidió a los reporteros que fueran breves con sus preguntas. No quiso ser grosero. El veterano simplemente tenía un compromiso importante y se le estaba haciendo tarde debido a que el partido había durado tres horas y 47 minutos.

"Acabo de terminar un juego, pero me espera otro en el gimnasio", dijo Pagán.

Como casi todos los ligamayoristas, Pagán sigue una rutina de ejercicios estricta que no termina con el último out. Pero pocos jugadores le son tan fieles a su régimen como lo es Pagan, quien lo sigue al pie de la letra, antes y después del juego. Dicha rutina le ha permitido al veterano regresar fuerte luego de verse entorpecido por dolores en la rodilla derecha en el 2015.

"Sea lo que haga en el gimnasio antes de salir a jugar o en las jaulas antes de un turno al bate, es muy importante mantenerme consistente", dijo Pagán.

Es obvio que algo está haciendo bien Pagán. El puertorriqueño ha recuperado la forma que le permitió ser la bujía ofensiva que guio a los Gigantes durante la temporada del 2012, cuando la novena de San Francisco ganó el segundo de los tres títulos de Serie Mundial que capturó del 2010 al 2014. Entre los jugadores de la Liga Nacional, el bateador ambidextro llegó a la acción del viernes empatado en el noveno lugar en imparables (26), empatado en el 12do lugar en carreras anotadas (15) y en el 14to lugar en promedio (.325).

Increíblemente, Pagán ha registrado dichos números desde el noveno puesto del lineup, el cual por lo general lo ocupa el pitcher. El manager de los Gigantes, Bruce Bochy, considera que usar a Pagán y a Denard Span uno detrás del otro en el orden en esencia le da dos primeros bates a San Francisco, y por consiguiente una mejor oportunidad de perturbar a la defensa contraria.

"Tener a dos primeros bates que se embasan, uno detrás del otro, crea situaciones para los bates de peso, como yo les digo - [Joe] Panik, [Hunter] Pence, Buster [Posey]", dijo Pagán. "Podemos poner presión desde las bases y los pitchers pueden cometer un error. Así es como se ganan los juegos, poniendo carreras en la pizarra".

Los resultados de Pagán, de 34 años de edad, son un reflejo de su rejuvenecimiento físico.

"Dadas la manera en que corre y la manera en que ha jugado a diario, diría que ha sido más de lo que esperaba", manifestó Bochy.

Refiriéndose a la cirugía artroscópica de la rodilla derecha a la que Pagán se sometió en octubre, el dirigente agregó, "Con el asunto de la rodilla y el procedimiento que tuvo durante el invierno, pensé que tendría que tratarlo con delicadeza. Resultó ser el último muchacho en recibir un día libre. La forma y la energía con las que ha jugado, la intensidad, lo tiene todo a diario…creo que ahora estamos viendo al Ángel que conocemos".

Pagán sigue enfocándose en fortalecer su torso, al igual que la parte superior y la parte inferior de su cuerpo, con el fin de conservar la musculatura que agregó durante el invierno. El boricua les dedica mucho tiempo también a sus hombros, ya que tenerlos fuertes será muy importante más adelante en la temporada para mantener elevado el bate aun cuando se sienta cansado.

El coach de bateo de San Francisco, Hensley Muelens, señaló la diferencia entre un Pagán achacoso y un Pagán saludable y en forma.

"Sé que se le hacía difícil maximizar su mecánica para mandar la bola lejos y darle como sabemos que es capaz de hacerlo", dijo Meulens acerca de Pagán. "Pero al estar en salud, ahora tiene más confianza. Ahora puede mantener las piernas firmes, porque es un muchacho que se agacha un poquito al batear de cualquier lado del plato. Si te duelen las rodillas, eso se te vuelve difícil. El año pasado, se salía de su postura a cada rato. Eso ya no es problema…ahora sus manos también están en la posición indicada.

"Cuando no puedes apoyarte con las piernas y te estás alejando de la bola, las manos bajan. Entonces, bateaba muchos elevados. Ahora, al mantener firmes las piernas, sus manos están en buena posición y batea líneas".