Santiago Casilla ha forjado una carrera sólida como relevista

Santiago Casilla ha forjado una carrera sólida como relevista

SAN FRANCISCO - Santiago Casilla tuvo que trabajar más que de costumbre para conseguir su rescate número 100 como ligamayorista el lunes por la noche, en el triunfo de los Gigantes por 5-4 sobre los Padres de San Diego.

El dominicano sacó los últimos cuatro outs del juego en lugar de lanzar solamente un inning, como suelen hacer los cerradores. Se trata de apenas la sexta vez en su carrera que Casilla logra un salvamento de cuatro outs o más.

Para los Gigantes, Casilla cuenta con la fortaleza y, por consiguiente, la flexibilidad para trabajar más cuando es necesario.

"Estoy listo en el séptimo, octavo o noveno", dijo el quisqueyano.

El diestro de 35 años de edad logró cuatro de sus rescates como ligamayorista entre el 2007 y el 2008 como integrante de los Atléticos de Oakland. De llegar a 100 salvamentos vistiendo el uniforme de los Gigantes, será el sexto lanzador que alcanza dicha cifra con la novena de San Francisco, junto con Robb Nen (206), Rod Beck (199), Brian Wilson (171), Gary Lavelle (127) y Greg Minton (125).

"Confiamos plenamente en él", dijo el abridor zurdo de los Gigantes, Madison Bumgarner, cuya victoria Casilla preservó el lunes. "Tiene un material venenoso. Sabe lo que hace; tiene comando. Casi siempre da la cara. De vez en cuando falla, pero eso se puede decir de cualquiera. Nadie va a ser perfecto".

La efectividad de Casilla se debe en parte a su sencillez a la hora de lanzar.

"No le interesa la fama", dijo el zurdo boricua de los Gigantes, Javier López, acerca de Casilla. "Simplemente quiere sacar tres outs".

Durante gran parte de su carrera, Casilla no ha dado la impresión de estar en posición de registrar semejantes números. Pero luego de un comienzo difícil con los Atléticos, el oriundo de San Cristóbal ha ido en ascenso en los Gigantes.

"Lo he visto pasar de ser un pitcher para el séptimo inning a un preparador de mesa al rol de cerrador y perder el puesto de cerrador y recuperarlo", dijo López, describiendo la trayectoria de Casilla desde que se integró a los Gigantes en el 2010. "En ningún momento dudó de su capacidad para cumplir con el trabajo a este nivel. Eso dice mucho sobre él.

"No es fácil cerrar partidos. Los estadísticos dicen que esos tres outs no siempre son los más difíciles, en cuanto a los números se refieren. Mentalmente, creo que provoca estrés. La mayoría de las veces, no hay nadie calentando en el bullpen. La responsabilidad es tuya. Creo que él ha hecho muy buen trabajo y hay que darle mérito por mantenerse consistente en un deporte inconsistente. Y nosotros nos beneficiamos de ello".