César Vargas emocionado con su oportunidad en los Padres

César Vargas emocionado con su oportunidad en los Padres

SAN FRANCISCO - El mexicano César Vargas tuvo un sólido y largamente esperado debut en Grandes Ligas el sábado, cuando lanzó poco más de cinco entradas y permitió solamente una carrera en la derrota de los Padres por 11-2, tras haber sido ascendido desde Doble-A San Antonio la noche previa.

"Estoy un poco molesto por el resultado general del juego", declaró Vargas. "Personalmente estoy bien contento. Fui un poco inconsistente, pero pude hacer mi trabajo y por eso estoy feliz".

El cuerpo de relevistas de San Diego no pudo contener a los bates de Cardenales, quienes se valieron de un par de jonrones de tres carreras para vencer a los Padres.

El piloto de los Frailes, Andy Green, indicó que Vargas podría recibir la oportunidad de abrir más juegos gracias a su actuación del sábado.

"Pienso que hizo un gran trabajo", dijo Green. "Me siento cómodo con él en la rotación en un futuro cercano. No sé qué pasará más adelante, pero hizo un buen trabajo".

En reemplazo del abridor Robbie Erlin, quien fue enviado a la lista de lesionados por una distensión en su codo izquierdo, Vargas respondió de manera admirable. El lanzador poblano se recuperó de una cuenta de 3-0 contra su primer rival, para después poncharlo. Vargas dijo que aprendió rápido que el margen de error en las Mayores es mucho menor.

"En ligas menores se cometen algunos errores, pero aquí no perdonan", destacó Vargas. "Los bateadores de Grandes Ligas van a aprovechar tu error".

Vargas permitió cinco hits, ponchó a tres y dio tres bases por bolas. Salió del encuentro con el juego empatado a 1, luego de permitirle un jonrón solitario a Stephen Piscotty y darle un pasaporte a Matt Holliday. Vargas hizo 88 lanzamientos, 48 de los cuales fueron strikes.

"Pienso que lanzó bien", dijo Green. "Fue mejorando conforme avanzaba el juego. No pudimos haberle pedido más. Nos sentimos bien al mandarlo a la loma para la sexta entrada. Estuvo bien en los primeros 78 lanzamientos, luego cometió un error con un pitcheo rompiente a Piscotty que le costó caro, y luego lo dejamos para un bateador más".

Previo al jonrón en la sexta, Vargas soló enfrentó una amenaza seria cuando el ex Padre Jedd Gyorko y el cubano Aledmys Díaz dieron sencillos para colocar a corredores en las esquinas con dos outs. Pero Vargas se recuperó para ponchar a Michael Wacha y preservar la ventaja de San Diego de 1-0 en ese momento.

"Definitivamente, creo que ése es un error que muchos lanzadores cometen cuando llegan a Grandes Ligas, tratar de ser más fino de la cuenta", manifestó Vargas. "Esa es una experiencia de la que aprenderé y tratare de atacar la zona".

Mientras tanto, Vargas está disfrutando de la oportunidad que se le dio y esperará la siguiente con los brazos abiertos, en caso de que los Padres le otorguen otra apertura.

"Fue una experiencia inolvidable", reconoció Vargas. "Es algo que jamás olvidaré".