Tigres necesitan a Rogers

Tigres necesitan a Rogers

Un staff que se jacta de su juventud e inexperiencia pero con mucho deseo de ganar dependerá del más veterano de sus lanzadores para evitar la barrida en casa a manos de los Cardenales.

Jim Leyland colocará para el segundo juego de esta Serie Mundial a Kenny Rogers quien, con 41 años de edad, mas de 700 juegos y 18 temporadas, tendrá la meta de detener a la toletería cardenal encabezada por Albert Pujols, Jim Edmonds y Scott Rolen.

El nativo de Savannah, Georgia está claro sobre la dificultad de su misión y a pesar de su negativo récord en pasadas postemporadas mostrando una efectividad por encima de 8.00 piensa que eso le sirve de estímulo sobre todo después del éxito obtenido en 2006 ante Yankees y Atléticos hilvanando una seguidilla de 16 innings y un tercio sin permitir carreras.

"Fallar es parte de este juego tanto lanzando como bateando. Uno no puede escaparse de ello y si lo intentas tarde o temprano te encontrará. Haber pasado por esos malos momentos me sirve para que el buen momento que he vivido esta postemporada sea mucho más satisfactorio. Solamente poder decir que pasé por malos y duros momentos para llegar aquí", dijo luego del primer encuentro.

Los Tigres necesitan ganar para evitar ser barridos e ir a San Luis dos juegos abajo: "Todos quieren un equipo ganador en Detroit con tanta ansiedad que casi pueden saborear la victoria y han esperado por mucho tiempo. Supongo que llegar a la Serie Mundial ha suavizado eso en muchas formas tanto para todos", agregó el zurdo serpentinero.

Rogers se enfrentó a los Cardenales esta misma temporada el 24 de Junio permitiendo siete hits y seis carreras con tres boletos y dos ponches pero no tuvo decisión gracias a un jonrón de dos carreras de Marcus Thames que empató las acciones en el noveno y de un doble remolcador de Polanco de la carrera que dejó en el terreno a San Luis 7x6 en el décimo. En este partido sus enemigos fueron Eckstein y Spiezio principalmente con dos hits cada uno.

Esa serie interliga fue dominada totalmente por los Tigres con una barrida en los tres partidos pero en la Serie Mundial todo comienza desde cero.

Atrás quedan los malos momentos vividos con sus equipos anteriores Yankees (1996), Mets (1999) y Mellizos (2003).

Es un renovado Rogers buscando convertirse en el primer abridor con 40 o más años de edad en ganar un juego de Serie Mundial en la historia. De lograrlo se uniría a los relevistas Adolfo Luque (43 años, Gigantes, 1933) y John Franco (40, Mets, 2000) como los únicos lanzadores con cuatro décadas en su calendario que han conseguido un juego ganado en el clásico de otoño.

Será una noche fría en Detroit pero pudiera ser que el calor de la fanaticada y un triunfo de los queridos felinos opaquen el clima con la celebración de un necesitado triunfo en el segundo juego de la Serie Mundial 2006.