CLOSE

Now Commenting On:

Noche de realeza para Cards

Noche de realeza para Cards

DETROIT - Era una noche de realeza para los Cardenales.

El abridor Anthony Reyes era un príncipe en el montículo. Albert Pujols, como siempre, demostró porque es un rey a la ahora de entrar en la caja de bateo.

Juntos, los héroes brillaron en la primera noche de la Serie Mundial del 2006 para ayudar a los Cardenales de San Luis dominar por 7-2 a los Tigres de Detroit.

El segundo partido se jugará el domingo.

"Cuando estaba tirando en el bullpen estaba localizando mis lanzamientos y todo estaba sobre el plato," comentó Reyes. "Es muy difícil hacer lo mismo en el partido, para traté de enfocarme en el guante. Y después de los primeros lanzamientos sabía que iba a estar en las esquinas toda la noche. Sabía desde el principio que iba a ser un buen día."

¿Un buen día? Un gran día sería una mejor descripción de la su actuación.

Reyes, el novato, cedió cuatro hits y dos carreras en ocho entradas. Pujols bateó de 3-1 con dos carreras anotadas y un jonrón. Fue una brillante actuación para los Cardenales, que venían de haber sido barrido en la Serie Mundial del 2004 ante los Medias Rojas de Boston.

Pujols ligó cinco hits en 15 turnos al bate ante los Medias Rojas y ya tiene dos impulsadas en la Serie Mundial ante los Tigres.

"No creo que cambiará nada de lo que hicimos hace dos años," comentó Pujols. "Eso está en el pasado y ahora es el presente. ¿Qué puedes hacer para ayudar a tu equipo ganar? Estoy aquí para hacer lo mejor posible. No quiero presionarme. Hay muchos compañeros en el equipo que pueden hacer ayudar al equipo a ganar."

Y el sábado en la noche, Pujols tuvo mucha ayuda.

Después de estar abajo en el marcador por 1-0, Rolen disparó un jonrón por el jardín izquierdo sobre el abridor Justin Verlander para empatar el marcador. Rolen terminó el partido con dos hits en cuatro turnos con un jonrón.

Los Tigres tenían un plan para Pujols, pero no funcionó. ¿Ha llegado la hora para otro plan?

"Ha tenido problemas con las rectas adentro, vi eso en las grabaciones de la última serie, no había hecho contacto con esos lanzamientos," declaró Verlander. "Quería ver como reaccionaba, pero no tuve tiempo a verlo porque hizo sus ajustes."

Sólo era el inicio de una gran noche para los bateadores de los Cardenales, que conectaron ocho hits en el partido. La ofensiva de los Tigres nunca se encaminó al conseguir cuatro hits. El culpable fue Reyes.

O el piloto Tony LaRussa por sacarlo en vez de Jason Marquis, quien también era considerado para el primer partido.

"Reyes tiene una buena recta y hizo un gran trabajo localizado el lanzamiento," dijo LaRussa. "Hubo algunas momentos en que Yadier mostró su creatividad. Muy buena coordinación entre el lanzador y el receptor."

La ofensiva de los Cardenales siguió el ritmo de Reyes.

En la tercera entrada, el boricua Yadier Molina abrió la entrada con un sencillo y movió a la segunda base tras un rolado de So Taguchi. Después de un out, Chris Duncan impulsó a Molina con un sencillo que rompió un empate.

Pujols venció a Verlander con un jonrón que le dio a los Cardenales la ventaja de 4-1 y Reyes se encargó del resto y retiró un total de 17 bateadores consecutivos entre la primera y séptima entrada.

"Estaba un poco nervioso, pero no mucho," comentó Reyes. "Cuando entré al partido, todos me dijeron que tenía que enfocarme. Sólo traté de enfocarme en el guante."

{}
{}