Locos por entrar en acción

Locos por entrar en acción

DETROIT - Los Tigres disfrutan de un merecido descanso y jugadores como el boricua Iván Rodríquez y el venezolano Carlos Guillén conversan tranquilamente en el clubhouse.

Los Tigres de Detroit empiezan a sentirse como un equipo de football estadounidense al tener una semana completa de descanso antes del comienzo del Clásico de Octubre, aunque han seguido bien atentos la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Luego de ganar el título de la Liga Americana con el cuadrangular del venezolano Magglio Ordóñez que el sábado puso fin al cuarto partido contra Oakland, los Tigres comenzaron a practicar, incluso en un estadio de football estadounidense al terminar una vacaciones breves.

''Esto se está poniendo un poco aburrido'', expresó medio en broma y en serio el abridor novato, Justin Verlander. ``Descansos como éste no los hay en la temporada regular, así que no estamos acostumbrados a esto''.

El equipo tuvo libres el domingo y lunes antes de volver al Comerica Park el martes, y al menos un jugador aprovechó el tiempo para recuperarse de la celebración intensa del sábado.

''Me pasé durmiendo la mayor parte de los dos últimos días'', admitió el relevista Jamie Walker. ``Todos hemos disfrutado del tan necesitado descanso en estos días''.

Debido a la lluvia, el equipo recorrió la calle Brush para entrenar en el estadio Ford Field, sede de los Leones de Detroit y del Super Bowl de febrero pasado.

La mayoría de los jugadores ha seguido por televisión la serie de campeonato en la Liga Nacional.

El piloto de los felinos, Jim Leyland, indicó que la semana de descanso puede ayudar a su equipo y que los Tigres deben estar preparados para enfrentar una Serie Mundial que no será nada fácil.

El dominicano Plácido Polanco, que jugó con los Cardenales de 1998 al 2002, expresó el deseo de jugar contra su ex equipo.

''Quiero jugar contra [el dominicano Albert] Pujols'' porque ``es como un hermano para mí``, expresó el intermedista quisqueyano.