CLOSE

Now Commenting On:

Mets hacen festejar a sus fanáticos

Mets hacen festejar a sus fanáticos

LOS ANGELES - La celebración se podrá oír de Santo Domingo hasta Manatí y de Caracas a Culiacán.

Los Mets de Nueva York, un equipo compuesto de jugadores de todos los rincones de Latinoamérica, superaron a los Dodgers para completar una barrida de tres juegos en la Serie Divisional de la Liga Nacional para enviar a los aficionados aquí y en el extranjero al éxtasis.

"Yo sé que todos en mi pueblo están celebrando," dijo el segunda base José Valentín, que al igual que Carlos Beltrán es de Manatí, Puerto Rico. "Yo sé que nosotros estamos celebrando aquí, pero habrá una gran fiesta allá."

"¿Venezuela? Tu sabes que ellos están celebrando," dijo el jardinero Endy Chávez. "Esto significa tanto para mi que para mi país. Nosotros estamos celebrando."

Beltrán, considerado el más reservado de los jugadores de los Mets, era el símbolo de la celebración en el vestuario de los Mets. El jardinero central no podía encontrar suficiente botellas de champán para echarle a sus compañeros y bailó por el vestuario como un niño chiquito en su primer día de vacaciones. La celebración de Beltrán llegó a tal nivel que en un momento hasta bromeó que quería buscar más periodistas para hacer entrevistas.

El estaba bromeando ya que a veces lo tienen que convencer a hablar con la prensa y su relación con la prensa de Nueva York no es la mejor.

Alguien le preguntó a Carlos Delgado si Aguadilla, Puerto Rico estaba celebrando esta noche. Delgado sonrío y fue inmediatamente mojado con champán. Delgado nació y se crío en Aguadilla. Todavía vive allí durante la entre temporada porque le vista la tranquilidad.

El sábado marcó la primera victoria de una serie de postemporada para Delgado y por la mirada en su cara, estaba disfrutando cada segundo de la celebración. Y puedes estar seguro que Aguadilla también estaba celebrando.

"No tenía expectativas llegando a Nueva York, quería llegar aquí y comenzar de cero," comentó Delgado. "Ha sido fenomenal. Me siento afortunado de poder vivir esta experiencia con este grupo. Tenemos un vestuario increíble. Mis compañeros han sido increíble y los resultados lo demuestran."

El campo corto dominicano José Reyes bailó por el vestuario también disfrutando del gran ambiente. Tenía una sonrisa de oreja a oreja y quizás aún todavía está sonriendo.

"Sabíamos que llegando a los campos de entrenamiento que teníamos un gran equipo," afirmó el dominicano. "Estoy ha sido tremendo. Si seguimos jugando así nadie nos va a parar. Podemos ganar la Serie Mundial."

Valentín coincidió, pero admitió que a sus 36 años, él puede apreciar la emoción del triunfo de una manera diferente. El dice que jugará una o dos temporadas más antes de retirarse. ¿Porqué no ganarlo todo?"

{}
{}