Welington Castillo se afianza como pieza valiosa en Arizona

Welington Castillo se afianza como pieza valiosa en Arizona

SCOTTSDALE, Arizona - Welington Castillo causó una excelente impresión en los Diamondbacks la temporada pasada, cuando llegó al desierto vía cambio en junio.

En 80 partidos con Arizona en el 2015, el receptor dominicano no sólo rindió al bate-17 jonrones, 50 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .813-sino también se ganó elogios por su manejo de los lanzadores detrás del plato.

Ahora, empezando su primera campaña completa con el club, Castillo ha seguido por el camino positivo. Llegó al miércoles con promedio de .433 en la Liga del Cactus, con tres cuadrangulares, 16 impulsadas y OPS de 1.520. Y por supuesto, ya tiene tiempo para conocer a fondo a los lanzadores del equipo, que este año incluyen a nombres como Zack Greinke y Shelby Miller.

"Desde que llegué aquí el año pasado, el equipo me recibió muy bien. Hubo una buena química entre los compañeros míos", dijo Castillo, quien cumplirá los 29 años de edad el próximo mes. "Pasamos la mitad de la temporada juntos, pero fue como si nos hubiéramos conocido desde hacía tiempo. Esa fue la química que tuvimos.

"Pero también pienso que al tener un año completo y con Spring Traning, eso me ayuda bastante a conocer a los muchachos nuevos, para cuando estén en el juego yo saber la actitud de ellos, los pitcheos y cómo tener una mejor idea de cada quien".

Castillo, quien fuera receptor titular de los Cachorros en el 2013 y el 2014, le ha dado nueva vida a su carrera en Arizona. Ahora el manager de los Diamondbacks, Chip Hale, está viendo de lo que es capaz el quisqueyano desde el principio de unos entrenamientos y prevé cosas más positivas aun.

"En los entrenamientos estableces la relación entre los pitchers y los cátchers, y también la con los coaches", dijo Hale. "Tenemos reuniones todos los días por la mañana y él ha estado muy involucrado en eso.

"Estamos viendo a un muchacho diferente en cuanto a liderazgo detrás del plato. Cuando llegas en medio de una temporada, tratas de descifrar las cosas sobre la marcha. Ahora él sabe cuáles son los fuertes y las debilidades de cada lanzador. Ha hecho un buen trabajo. Ha ayudado a algunos de los receptores jóvenes que estuvieron aquí (al principio de los entrenamientos). Eso es muy importante".