Rubby de la Rosa, en mejor forma, está listo para la batalla

Rubby de la Rosa, en mejor forma, está listo para la batalla

SCOTTSDALE, Arizona - Rubby de la Rosa trabajó bien fuerte durante el invierno, tanto en su casa en Arizona como en la República Dominicana.

Al llegar a los entrenamientos en mucho mejor forma, al derecho dominicano se le otorgó de manera pública un puesto en la rotación de los Diamondbacks antes del inicio de la Liga del Cactus. Ahora De la Rosa, quien viene de ganar 14 juegos por Arizona en el 2015-la mayor cantidad en el equipo-se ha preparado con la tranquilidad de saber que cuenta con la confianza de la gerencia del club.

"Me siento confortable, por el equipo darme nuevamente la oportunidad de ser uno de sus abridores para el 2016", expresó De la Rosa, quien es señalado como cuarto en la rotación de los Diamondbacks. "Tengo la confianza para tener una buena temporada y darle la oportunidad a mi equipo cada cinco días de ganar. Eso es algo bien especial para mí. Uno está tratando de trabajar cada día más fuerte para seguir recibiendo esa oportunidad".

Al final del 2015, con todo y sus 14 triunfos en su primera campaña completa como abridor a nivel de Grandes Ligas, De la Rosa se sentía con un exceso de peso. Afirma el diestro que en esos momentos pesaba casi 230 libras y que en algún momento del invierno llegó a bajar a 201.

"He trabajado demasiado fuerte físicamente; perdí mucho peso para tener una mejor forma y tratar de este año tirar más de 200 innings", dijo el oriundo de San Isidro, R.D.

De la Rosa, quien nuevamente recibió consejos durante la temporada muerta de su amigo Pedro Martínez-uno de dos dominicanos en el Salón de la Fama de Cooperstown-no ha compilado buenos números en la pretemporada (efectividad de 7.45 en cinco aperturas y 19.1 entradas), pero eso no lo preocupa en lo absoluto.

"El resultado no se ve necesariamente como uno quisiera, pero diría que lo que yo he hecho me ha enseñado a estar listo para la temporada", dijo De la Rosa, quien cuenta que Martínez le dio indicaciones de cómo prepararse mentalmente para este año. "Qué pitcheo hacer en qué conteo, cómo mezclar los lanzamientos; son cosas que uno las practica aquí, en el Spring Training.

"Quizás mucha gente, muchos fanáticos no lo miren de esa manera, pero uno está tratando de volver a trabajar largo para cuando comience la temporada", continuó el pitcher de 27 años, quien tendrá su última apertura de la pretemporada el viernes en el Chase Field contra los Reales. "A veces tú tienes un Spring Training increíble y en la temporada estás perdido. (En la pretemporada) tú tienes que practicar. Y cuando llega la hora de la verdad ya estás preparado 100%, sin preocupaciones y seguro de que tú estás listo".

El manager de los Diamondbacks, Chip Hale, también se ve sin cuidado en ese sentido.

"Está tirando a 99 millas por hora", dijo el capataz. "No estamos preocupados por él para nada. Está en mejor forma y sé que durante las prácticas y los ejercicios se está moviendo muy bien".

En torno a esa mejor forma física de De la Rosa, el compañero de batería y compatriota del derecho, el receptor Welington Castillo, se ve bien contento con lo hecho por su compueblano de San Isidro.

"Nosotros hablamos de eso el año pasado", cuenta Castillo. "Le dije, 'Oye, tú tienes un potencial demasiado bueno. Tú eres un muchacho joven. Trabaja duro para perder peso y ser mucho mejor de lo que tú eres. No eres ni la cuarta parte de lo que tú puedes ser'.

"Y me dijo que trabajó mucho aquí y cuando lo vi en Dominicana me llenó de satisfacción y orgullo, no solamente por ser su amigo, sino su compañero de equipo. Sé que él es una parte importante de este equipo como abridor, y mientras más saludable él esté, más chance de ganar nos va a dar".