José Altuve y Carlos Correa acapararon la atención en México

José Altuve y Carlos Correa acapararon la atención en México

CIUDAD DE MÉXICO -- Las ovaciones y los aplausos eran un poco más grandes cuando ellos llegaban a la caja de bateo. El intermedista venezolano de los Astros, José Altuve, y el torpedero puertorriqueño Carlos Correa son dos de las jóvenes estrellas latinas más brillantes de Grandes Ligas y su popularidad en México fue evidente durante la Serie de la Ciudad de México este fin de semana.

Los dos infielders de Houston fueron las principales atracciones en la serie de exhibición contra los Padres. Altuve, un jugador que tuvo un camino improbable hacia la Gran Carpa, ha sido convocado tres veces al Juego de Estrellas y se ha llevado un título de bateo. Por su parte, Correa fue una primera selección general del draft y ganó el premio al Novato del Año de la Liga Americana la temporada pasada.

"Los latinos siguen a los otros latinos, así sean de otro país", expresó el gerente general de los Astros, Jeff Luhnow, quien nació y se crio en México. "Tener a Correa y Altuve aquí es un paso importante. Pienso que contar con estos dos jugadores en México también genera más atención sobre los Astros. Mucha gente sabrá más sobre Correa y Altuve. Algunos han escuchado algo de ellos. Ahora saben que el equipo está mejorando y que ésta es una oportunidad para conocer a estos jugadores más a fondo".

Correa se voló la cerca el sábado en el la victoria de los Astros 11-1 sobre los Padres, complaciendo a los que estaban ansiosos de verlo en acción.

"Cuando me dijeron que iba a México, me puse bastante contento", dijo el campocorto boricua. "Quería venir y jugar ante aficionados que hablan español, para que cuando firmara autógrafos también pudiera hablarles en español. Disfruto volver a Houston, pero en ocasiones es bueno venir a México y hablar con la gente que no puede viajar a Houston y vernos jugar".

No hubo un mayor seguidor de Altuve en el Estadio Fray Nano este fin de semana que David Aguillón, un aficionado de 18 años de edad que viajó 10 horas desde su hogar en Monterrey para ver a su ídolo. Aguillón tuvo la oportunidad de conocer a Altuve antes de la derrota de Houston el domingo por 21-6 vs. San Diego y consiguió que le firmara su camiseta naranja con el número 27, la cual Aguillón vistió con orgullo.

"Soy muy fanático de José Altuve", dijo Aguillón. "Me gusta su estilo de juego. Es una estrella. Es un gran jugador y una mejor persona -- y hoy me firmó mi camiseta, así que estoy muy contento por eso".

Aguillón, un estudiante universitario que juega en la segunda base y viste el número 27 al igual que Altuve, expresó que el intermedista ha sido su jugador favorito desde que el venezolano ascendió a las Grandes Ligas. Aguillón estuvo presente para el Día Inaugural en Houston el año pasado e intentó pero no pudo conocer al estelar de los Astros.

"Aunque es un jugador de baja estatura, tiene un gran talento", señaló el aficionado regiomontano. "Espero que algún día pueda ganar una Serie Mundial con los Astros".

Lo que atrae a los fans a Correa y Altuve, aparte de su talento, es el hecho de que son grandes embajadores del equipo y del béisbol fuera del terreno. Ambos son bilingües y amables con los medios y con frecuencia firman autógrafos para los aficionados.

"Eso en verdad fortalece la imagen de los Astros por todo el mundo", señaló Luhnow. "Eso es exactamente lo que estamos buscando".

Tony Clark, director ejecutivo la Asociación de Jugadores de MLB, dijo que las jóvenes estrellas latinas pueden fijar un buen ejemplo para los niños de las mismas raíces que sueñan con jugar algún día en las Grandes Ligas.

"Esa conexión es importante", dijo el directivo. "Contar con ellos es muy importante. Obviamente, son excelentes embajadores del juego, no sólo internacionalmente, sino (dentro de EE.UU.). Estamos muy contentos de tenerlos aquí".