Alfonso Márquez: La tecnología es gran aliado en momentos cruciales

Alfonso Márquez: La tecnología es gran aliado en momentos cruciales

CIUDAD DE MÉXICO -- Cuando uno habla errores históricos de umpires en las Grandes Ligas es inevitable pensar en el de Jim Joyce cuando con su mala marcación evitó que el venezolano Armando Galarraga lanzara un juego perfecto en la temporada 2010.

En la actualidad, ya con la repetición instantánea y con la oportunidad que tienen los equipos de retar las jugadas, es casi imposible que los umpires postren sus nombres en la lista negra de los pecados más recordados en la historia del béisbol.

"El sueño terrible que tenía era fallar una jugada grande en una Serie Mundial o en un juego importante. Eso es a lo que uno le teme, eso es lo que a un umpire nos quita el sueño, equivocarte en una jugada que pueda marcar tu carrera, es una pesadilla, y con las nuevas reglas de la tecnología gracias a Dios es casi imposible que suceda", reconoció Alfonso Márquez, el único umpire mexicano en las Grandes Ligas.

Miembro de la cuarteta de umpires que labora en la "Mexico City Series", Márquez asegura que la tecnología ayuda a evitar errores fatales, pero también demuestra lo complicado que es su labor.

"Cuando marcas algo lo marcas con el corazón, y al principio era muy complicado aceptar que te cambien una jugada, pero ya son dos años de esa nueva regla y uno se acostumbra porque eso muestra las veces que nos equivocamos, pero el porcentaje mayor enseña las veces que marcamos bien, y lo difícil que es nuestro trabajo", explicó el umpire nacido en Zacatecas.

Con tres Series Mundiales (2006, 2011 y 2015) de experiencia, Márquez explica la forma en la que los umpires de Grandes Ligas son calificados día a día por sus superiores, y al igual que los peloteros las estadísticas son las que demuestran quién se encuentra en el mejor momento.

"Ya tienen números de nosotros. Cada marcación que nosotros hacemos tanto en las bases como atrás del home nos califican como un correcto o incorrecto y nos califican con porcentajes. Para que consideren que hiciste buen trabajo detrás del plato tienes que sacar al menos un 94 por ciento de aciertos, y en las bases lo ideal es el 100 por ciento.

"El año pasado fallé tres jugadas en las bases y en plato saqué un 98 por ciento", reveló el juez mexicano.

Para esta temporada las Grandes Ligas han adoptado una nueva regla que prohíbe las colisiones en la segunda base entre corredor y fildeador, todo después de la fractura que sufrió el panameño Rubén Tejada por deslizamiento de Chase Utley tratando de romper un doble play.

"Las nuevas reglas han cambiado el juego, pero lo que se quiere evitar es que se lesionen los jugadores. Este año va a estar muy interesante por el tema de cómo aplicar esa regla de la barrida en segunda, pero al final de la temporada creo que ya todos tendremos claro lo que se tiene que marcar", reconoció.

Márquez culminó la charla reconociendo que su próxima meta es convertirse en uno de los 18 jefes de cuarteta que existen en las Grandes Ligas, objetivo que no es nada fácil de conseguir tomando en cuenta que los umpires tienen una larga vida laboral y muy pocos de esos lugares son desocupados en un corto plazo.

"Para mí la siguiente meta es poder llegar a ser jefe de cuarteta un día, pero no es algo fácil, pero ojalá en unos tres o cuatro años tenga la oportunidad", apuntó.