Francona: Ramírez puede ser una pieza importante en los Indios

Francona: Ramírez puede ser una pieza importante en los Indios

GOODYEAR, Arizona - Se espera que José Ramírez sea un "jugador de la banca" en los Indios para iniciar la venidera temporada, pero el manager Terry Francona no tiene previsto mantener sentado al dominicano durante largos períodos.

De hecho, el capataz espera hallar la manera de que Ramírez juegue de manera semi-regular.

Cleveland también tiene la esperanza de que lo hecho por el quisqueyano durante la pretemporada sea evidencia de que el versátil jugador esté listo para convertirse en la clase de arma que Francona tiene en mente. Ramírez es un bateador ambidextro que brinda velocidad, poder ocasional y la capacidad de jugar en la segunda base, la tercera y el campo corto. El oriundo de Baní hasta ha convencido al club que podría ayudar jugando en el jardín izquierdo o central, de ser necesario.

"Creo que él puede tener éxito en ese rol (de súper utility)", dijo Francona. "Si puede batear, de repente estás buscando la manera de ponerlo a jugar, en vez de simplemente utilizarlo para darle un día de descanso a otro. Creo que hay una diferencia ahí".

En 15 partidos de la Liga del Cactus, Ramírez batea .390 (41-16) con cuatro jonrones, cuatro dobles, dos bases robadas y 11 empujadas. El fin de semana pasado, conectó par de jonrones en una victoria de los Indios sobre los Marineros. En esta pretemporada, el joven de 23 años de edad ha iniciado partidos en la segunda base, la tercera, el jardín izquierdo y el bosque central.

Hace un año, Ramírez se preparaba para ser el torpedero titular de los Indios para el Día Inaugural, pero un lento comienzo contribuyó a que el boricua Francisco Lindor subiera a Grandes Ligas. El primero bateó .175 en abril y tenía promedio de .180 cuando fue enviado a liga menor en junio.

Tal vez lo hecho por Ramírez en Arizona sea señal de un mejor inicio de la campaña en el 2016.

"Es un muchacho con confianza", dijo Francona. "Pero creo que cuando empieza la temporada, las cosas son diferentes. Ahora, si me preguntas si prefiero ver lo que he visto en la primavera, claro que sí. Sabes que eso está ahí.

"Espero que otro año de madurez lo ayude para este abril y mayo".

Después de regresar al equipo grande de Cleveland en agosto pasado, Ramírez bateó .259 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .775 en la recta final. En sus últimos 20 encuentros, tuvo promedio de .299 con cuatro jonrones, 11 extrabases, 11 empujadas y más base por bolas (siete) que ponches (cinco) en un total de 74 visitas al plato.

"No va a estar sentado por largos trechos", dijo Francona. "Eso no ayuda a nadie".