David Peralta tiene una visita muy especial de su familia

David Peralta tiene una visita muy especial de su familia

El jugador de los Diamondbacks de Arizona, David Peralta, recibió la visita de sus padres desde Venezuela quienes pudieron palpar y saborear el sueño de Ligas Mayores de su hijo, quien estuvo a punto terminar su carrera mucho antes de poder pisar.

Celina, su mamá y David su padre, recordaron como la historia de Peralta, quien luego de haber sido un tremendo prospecto como pitcher zurdo, pero un par de lesiones en su hombro le cortaron su carrera con los Cardenales de San Luis quienes lo dejaron en libertad en el mes de mayo del 2009 luego que lo habían firmado a la edad de 17 años en el 2005.

"Es muy emocionante esto, porque siempre había una incertidumbre, pensábamos, ¿se podrá, no se podrá?, ¿será buen bateador?, el verlo ahora como jugador de Grandes Ligas es un sueño hecho realidad, ha sido algo bastante agradable y yo lo sigo viviendo todos los días que hay partido", comentó.

David estuvo acompañado además por su esposa Jordan Peralta, quien también ha sido parte importante en la carrera del pelotero.

Después del trago amargo que fue el tener que comunicarle a su familia que los Cardenales lo habían cortado, tuvo que pasar por el proceso de adaptarse como bateador o bien tenía el plan "B" de convertirse en instructor.

"Fue duro porque después de la lesión tuve la oportunidad de volver como lanzador, primero con los Leones de Caracas en la liga venezolana, pero no se logró, luego, en la última ocasión en que me midieron la velocidad fueron entre 92 o 93 millas, era un scout de Tampa Bay, pero continuaban las molestias", dijo el jugador.

David Peralta padre recordó que su hijo inició su carrera en una academia de béisbol infantil creada por el mismo, la cual, aseguró ha aportado cerca de 40 beisbolistas firmados por distintas organizaciones de Ligas Mayores.

"Fue como hasta los 13 años en que comenzamos a ver que tenía madera para llegar a Ligas Mayores, luego en un torneo estatal un scout de los Rockies de Colorado les recomendó que a pesar de ser buen bateador tendría mejor futuro como lanzador en Ligas Mayores, aunque el destinó fue diferente", recordó.

Luego de haber sido dado de baja por la organización de San Luis, Peralta perseveró en su intento por no dejar su carrera como beisbolista aunque ello le tuvo que llevar a Texas a jugar en una liga independiente. 

"La motivación fue bastante de mi parte, pero la de él era más, nunca se venció, nunca se quejó, nunca cuestionó. Su perseverancia, eso me llevó a mi a duplicar lo que yo sentía de ánimo por él", aseguró su padre.

David hijo está orgulloso de su familia y aunque contento por la presencia de sus padres, también extrañó a sus hermanas.

"Ivonne es la hermana menor y Erika es la hermana mayor, se quedaron en Venezuela, pero sé que ellas también me están mandando su ánimo y están contentas por lo que he logrado", indicó.

El nacido en Valencia, estado de Carabobo, debutó en Ligas Mayores el 1 de junio del 2014 a la edad de 26 años, en un encuentro contra los Cincinnati Reds.

"Recuerdo que el primer turno fue ponche, pero el primer hit lo di en mi segundo turno, por el medio del campo, el tercer turno conecté sencillo y el cuarto turno, contra Aroldis Chapman, fue ponche", añadió.

Durante los partidos de la Liga del Cactus el venezolano lleva 40 turnos al bat, con seis carreras anotadas, un cuadrangular, cinco producidas, una base robada y un porcentaje de bateo de .175, su OBP es de .292 y su OPS es de .567.