Los Rays están contentos de ser los señalados para jugar en Cuba

Los Rays están contentos de ser los señalados para jugar en Cuba

Los Rays jugarán contra la Selección Cubana el martes, convirtiendo al equipo de Tampa Bay en la primera escuadra de Grandes Ligas en visitar Cuba desde que los Orioles lo hicieron hace 17 años. El 28 de marzo de 1999, Baltimore derrotó a la Selección Cubana por 3-2 en 11 entradas.

El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, también se encuentra de visita en Cuba. Es el primer mandatario estadounidense en hacer tal visita desde que lo hizo Calvin Coolidge en 1928. Obama tiene previsto asistir al juego del martes en el Estadio Latinoamericano de La Habana.

"Eso agrega una gran dimensión al viaje y le pondrá una luz aun más brillante al evento y a Major League Baseball", dijo el presidente de operaciones de béisbol de los Rays, Matt Silverman.

Un total de 145 personas con vínculos a los Rays han viajado a Cuba, incluyendo a los jugadores, coaches, empleados, periodistas, oficiales municipales del área de la Bahía de Tampa y patrocinadores.

El cubano Dayrón Varona ha sido una de las figuras principales de los Rays presentes en el evento, entre la rueda de prensa para presentar a todos y una clínica de béisbol para los niños.

Chris Archer, representante de los Rays en la Asociación de Jugadores, aclaró que todo jugador de Tampa Bay que participa en el evento lo está haciendo de manera voluntaria. Cada uno recibirá US$10,000 por sus esfuerzos.

MLB envió una delegación a Cuba en diciembre para una gira de buena voluntad, con la esperanza de que un equipo de Grandes Ligas jugara un partido de exhibición en dicho país en marzo. Una gran cantidad de organizaciones quiso ser ese equipo, pero los Rays fueron elegidos vía una lotería.

Stuart Sternberg, principal dueño de los Rays, calificó de fácil la decisión de hacer el viaje a Cuba, dada la situación geográfica de Tampa/Clearwater/St. Petersburg y la rica historia de Cuba en dicha área.

"Francamente, creo que somos (el equipo) más apropiado", dijo Sternberg.

Archer se expresó contento de brindarles el espectáculo a "fanáticos extremadamente conocedores que no tienen la oportunidad de ver el béisbol de Grandes Ligas con regularidad, pero que son muy apasionados".

"Ver su emoción y de una manera extraña premiarlos por ser fans tan diligentes probablemente vaya a ser lo más especial; eso e impactar la vida de los niños", dijo Archer. "Estoy hablando desde el punto de vista del equipo y no sólo el mío, pero (lo importante será) impactarles la mente a los jóvenes y darles una experiencia que las generaciones antes de ellos no tuvieron la oportunidad de vivir".

El manager de Tampa Bay, Kevin Cash, cree que este viaje llegó en un buen momento de los entrenamientos.

"Este es un momento especial", manifestó el capataz. "Sí, nos estamos preparando para la temporada, pero podemos tomar par de días para disfrutar esto, conocer a unos apasionados fans y brindarles un buen espectáculo con su equipo".