Los Piratas quieren dar el próximo paso y llegar lejos en octubre

Los Piratas quieren dar el próximo paso y llegar lejos en octubre

BRADENTON, Florida -- El gerente general de los Piratas, Neal Huntington, ha hablado acerca de "dar el siguiente paso".

"Este grupo cree que lo puede hacer", dijo el directivo, "y tiene hambre de lograrlo".

Esta es una frase que podría repetirse varias veces al día cuando Huntington habla con los fanáticos y los medios. Con todo lo que los Bucaneros han conseguido en las últimas tres campañas -- y son logros impresionantes -- es natural enfocarse en lo que no han hecho.

En resumen: Perdieron el Juego del Comodín de la Liga Nacional en el 2014 y 2015. Ganaron el Juego del Comodín en el 2013 pero perdieron el decisivo Juego 5 de la Serie Divisional contra los Cardenales.

No debemos olvidarnos lo que ha sucedido en el béisbol de Pittsburgh.

Ha revivido.

El PNC Park, una gran atracción; está lleno de energía. Una vez más, a todos les gusta ponerse los jerseys de los Piratas. Sus transmisiones por televisión tienen una buena audiencia. En resumidas cuentas, ésta es la clase de renacer que muchos pensaron no era posible apenas hace tres primaveras, cuando los Bucaneros no habían participado en la postemporada en 21 años.

Durante un período de nueve temporadas del 2005 al 2013, Pittsburgh promedió 92 derrotas por año. En aquel trecho, un solo equipo de Grandes Ligas perdió más encuentros: los Reales.

Ahora los Piratas y los Reales son dos de las franquicias modelos. Pero la diferencia es que Kansas City ha tenido mejores resultados en octubre, sobreviviendo momentos turbulentos en el 2014 y 2015 para llegar a la Serie Mundial en campañas consecutivas.

A pesar de todo esto, nadie debe olvidarse de lo que los Bucaneros han hecho. Por ejemplo:

En las últimas tres temporadas, apenas un equipo -- los Cardenales -- ha ganado más juegos de temporada regular.

Los Piratas son uno de tres equipos -- San Luis y los Dodgers son los otros -- con tres participaciones consecutivas en la postemporada.

Los Bucaneros les han demostrado a las demás franquicias que para ganar es necesario ser inteligente y no invertir enormes cantidades de dinero. Los tres equipos de postemporada de Pittsburgh han ocupado el 27mo, 27mo y 25to lugares en nómina.

También se trata de pitcheo. Sólo los Cardenales (3.29) tienen una mejor efectividad que los Piratas (3.32) en las últimas tres temporadas, y sólo el bullpen de los Reales tiene mejor promedio de carreras limpias (2.90 vs. 2.84).

Huntington ha construido una operación de béisbol que es vista como una de las mejores en la industria. Los Bucaneros hacen un gran trabajo evaluando y desarrollando su propio talento. También ven cosas en jugadores que otros no notan.

En el abridor dominicano Francisco Liriano, el intermedista Josh Harrison y el cerrador Mark Melacon, Pittsburgh encontró jugadores que han evolucionado dentro del club.

El jardinero central Andrew McCutchen y el guardabosque izquierdo dominicano Starling Marte son los únicos jugadores de posición que tuvieron al menos 500 turnos al plato en el 2013 y todavía están con el mismo club.

Huntington -- casi de igual manera que su colega en Kansas City, Dayton Moore -- elogia la paciencia de la organización y el mérito de seguir el plan que fijaron. Mientras los Piratas promediaron 92 derrotas en los primeros ocho años bajo Huntington, el dueño Bob Nutting y el presidente Frank Coonelly, no perdieron la fe en que tenían el hombre correcto para el puesto.

Huntington sabía que el equipo no competiría por los agentes libres de renombre, así que se enfocó en el desarrollo de jugadores, escuchas y análisis. Luego de que los Piratas dieron el salto, el directivo quería mantener el éxito.

Y ahora marcha a todo motor.

Tras un 2015 con foja de 98-64, los Piratas lucen lo suficientemente fuertes para avanzar a la postemporada por cuarto año consecutivo pese a lo reñida que parece ser la División Central de la Liga Nacional, que fue la única división con tres equipos en la postemporada el año pasado.

Y los verdaderos puntos fuertes de los Bucaneros no han cambiado: McCutchen, uno de los resplandecientes talentos del béisbol, el as Gerrit Cole y el piloto Clint Hurdle.

Huntington elogió a los tres con mucho entusiasmo.

Sobre McCutchen: "Es el rostro de la franquicia. Es nuestro mejor jugador y nuestro líder. Por la manera en que hace las cosas para ganar todos los días y como se prepara, no es difícil seguirle los pasos".

Sobre Hurdle: "Clint trae energía, liderazgo y unión todos los días. Muchos no se dan cuenta de eso. El papel de manager no es sólo decisiones en el juego. El rol de dirigente también es de comunicador, el que impone la cultura. Clint brilla en todos los elementos del trabajo pero sobre todo en las cosas que la gente no ve.

Sobre Cole: "Gerrit es muy motivado e inteligente. Es nuestro representante del sindicato. Ese rol es una posición de liderazgo. En un mundo ideal, tus mejores jugadores también son tus líderes. Dan el ejemplo. Pueden ser líderes de manera discreta".

Por último, los Piratas están en posición para seguir siendo contendientes durante un buen tiempo. Melancon se convertiría en agente libre en un año, pero la mayoría del núcleo del equipo podría estar junto durante al menos otros dos años.

Con los derechos Tyler Glasnow y Jameson Taillon, los Piratas tienen dos de los mejores prospectos del pitcheo en todo el béisbol. Ambos podrían tirar por el equipo grande esta temporada. El primera base Josh Bell y el guardabosque Austin Meadows son otras dos promesas que están a punto de ascender a las Grandes Ligas.

"Nos sentimos optimistas por el camino en que vamos y cómo hemos llegado a este punto", señaló Huntington. "Este es un grupo motivado a hacer más y dar el siguiente paso. Nos sentimos orgullosos de que nuestros aficionados nos agradezcan por reestablecer el béisbol y hacerlo relevante otra vez en Pittsburgh. A la vez, no estamos satisfechos con eso. Tal vez dentro de 15 años lo recordemos como un gran momento. Pero ahora seguimos enfocados en dar los siguientes pasos".