Sobran los temas a seguir en los entrenamientos de Boston

Sobran los temas a seguir en los entrenamientos de Boston

De estar en salud, el cátcher boricua Christian Vázquez podría participar en lo que sería la única verdadera batalla por un puesto de titular en los entrenamientos de los Medias Rojas.

Blake Swihart fue convocado al equipo grande de Boston antes de lo previsto en el 2015, debido a las lesiones de Vázquez y del receptor reserva Ryan Hanigan. Para la segunda mitad de la temporada, Swihart ya estaba jugando con confianza, tanto con el madero como el guante.

Ahora mismo, Swihart es el favorito para comenzar la temporada del 2016 como receptor titular de los Patirrojos, pero Vázquez hará todo lo que esté a su alcance para recuperar el puesto que le pertenecía antes de verse obligado a someterse a una cirugía Tommy John en abril del 2015.

"Los médicos han indicado que todo debe de salir bien", dijo el presidente de operaciones de béisbol de los Medias Rojas, Dave Dombrowski. "Pero son especulaciones hasta que él llegue y entrene a diario".

Los Medias Rojas evaluarán la situación día por día y semana por semana. A Vázquez le quedan opciones de liga menor. Por lo tanto, cabe la posibilidad de que el boricua comience la temporada en Triple-A, con el fin de que volver a adaptarse al terreno de juego.

Sí Vázquez hace el equipo grande, los Medias Rojas tendrán que decidir qué hacer con Hanigan, un veterano a quien le resta un año de contrato.

La situación en la receptoría será apenas uno de los temas a seguir en los Medias Rojas durante los entrenamientos. El dominicano Hanley Ramírez también estará en la mira de todos, debido a su intento de hacer la transición a la primera base.

La pretemporada del 2016 también será la última del cañonero dominicano David Ortiz, quien tiene previsto retirarse cuando concluya la campaña. Dos estelares recién llegados - el as David Price y el cerrador Craig Kimbrel - también acapararán atención durante toda la primavera.

Y no hay que olvidar que el capataz John Farrell está de regreso, luego de perderse las últimas seis semanas de la temporada del 2015 mientras recibía tratamiento por linfoma.

"En comparación con otros recesos de temporada, éste ha sido un poco distinto", dijo Farrell. "Ahora el enfoque está en salir al terreno de juego, armar el equipo y tenerlo listo para jugar a la altura de nuestras expectativas. Tenemos terreno que recuperar después de los últimos dos años. Este es un equipo que tiene que salir y cumplir, pero me entusiasma su potencial".