Jordan Schafer fungiría como pitcher y jugador de posición en Dodgers

Jordan Schafer fungiría como pitcher y jugador de posición en Dodgers

LOS ANGELES -- Jordan Schafer el jardinero también será Jordan Schafer el pitcher cuando el zurdo trate de hacer el equipo de los Dodgers como invitado fuera del roster esta primavera. El club no ha confirmado la contratación.

Los Dodgers visualizan a Schafer en un doble papel como jardinero central defensivo y relevista zurdo, con énfasis en el pitcheo. El zurdo fue lanzador en la escuela secundaria, pero nunca ha subido a la loma como profesional.

Schafer tuvo un salario de US$1.55 millón el año pasado y según los informes recibirá US$1 millón este año si logra quedarse en el roster de Grandes Ligas en Los Angeles.

Schafer, un agente libre con cinco años de experiencia en las Mayores como jardinero, fue dejado en libertad por los Mellizos en junio pasado tras su regreso de una lesión en la rodilla derecha. Fue el jardinero central de Minnesota en el Día Inaugural el año pasado y originalmente fue seleccionado en la tercera ronda del draft por Atlanta en el 2005.

En los últimos 15 años, ha habido varios lanzadores que se han convertido en jugadores de posición, con Rick Ankiel y Brian Bogusevic siendo los que más se han resaltado. También ha habido pitchers, tales como Micah Owings y Madison Bumgarner, que han sido utilizados de manera regular como bateadores emergentes, aunque nunca han jugado una posición a la defensa. Trasladarse del terreno al montículo es más extraño, aunque Jason Lane hizo el cambio en 2014, haciendo tres presentaciones por los Padres siete años después de su último juego en Grandes Ligas como jardinero de San Diego.

El ejemplo más reciente de un pelotero firmado con la intención de desempeñar un doble rol fue Brooks Kieschnick. El joven fue una estrella como lanzador-jugador de posición en la Universidad de Texas y fue la 10ma selección general en el draft de 1993 por parte de los Cachorros, quienes decidieron utilizarlo como jardinero. Luego, tras Kieschnick deambular entre Grandes Ligas y ligas menores durante una década, los Cerveceros lo firmaron previo a la temporada del 2003 y lo utilizaron como relevista derecho y bateador emergente zurdo.

A lo largo de dos temporadas, Kieschnick tuvo promedio de .286, porcentaje de embasarse de .340 y sluggging de .496 en 144 turnos al bate, a la vez que registró efectividad de 4.59 con 67 ponches en 74 presentaciones como relevista (96 innings). Vio acción en tres juegos como jardinero en el 2003 y se convirtió en el primer jugador en la historia de Grandes Ligas en conectar de cuadrangular como pitcher, bateador designado y emergente en una misma campaña. No vio acción en los jardines en el 2004, pero sí agotó 68 turnos al bate como bateador emergente. Fue dejado en libertad por Milwaukee durante los entrenamientos primaverales del 2005.