Julio César Urías ya tiene en la mira llegar a G.L. con los Dodgers

Julio César Urías ya tiene en la mira llegar a G.L. con los Dodgers

LEESBURG, Virginia - A sus 19 años, Julio César Urías ya ha hecho bastante en el béisbol profesional.

El zurdo mexicano ha participado en un Juego de las Futuras Estrellas, además de ser nombrado Lanzador del Año de los Dodgers a nivel de liga menor. En tres temporadas en los circuitos minoritarios, Urías lleva efectividad de 2.91 y 264 ponches en 61 juegos (56 aperturas) y 222.1 innings.

Llegando al 2016, el camino del oriundo de Culiacán parece bastante claro: Llegar a dominar a los bateadores de Triple-A, para luego unirse al equipo grande de Los Angeles.

"Ahí seguimos fajados para lograr la meta que me he puesto: las Grandes Ligas", dijo Urías en el marco del Rookie Career Development Program, en el que los jóvenes en ascenso reciben orientaciones sobre la vida como ligamayorista.

Después de lucirse en Doble-A Rancho Cucamonga (efectividad de 2.67 en 13 aperturas y 68.1 entradas) la temporada pasada, Urías fue subido a Triple-A Oklahoma City para terminar el 2015. Al zurdo se le hizo difícil hacer la transición, ya que dio seis bases por bolas y permitió nueve carreras limpias en apenas 4.1 episodios (EFE de 18.69).

Sin embargo, Urías tratará de aprovechar dicha experiencia no sólo como aprendizaje, sino también como motivación extra para dominar dicho nivel.

"Me gustan los retos, y más cuando se trata del béisbol", expresó el pitcher, quien fue operado en mayo del ojo izquierdo para repararle un desperfecto producto de un tumor benigno con el que nació. "En Triple-A este año batallé, me fue mal. Pero ya supe cómo es el cotorreo con los bateadores.

"Uno aprende más cuando le va mal que cuando le va bien".

Desde que fue firmado por el afamado scout cubano Mike Brito en el 2012 y sus derechos fueron adquiridos por los Dodgers de los Diablos Rojos del México, Urías ha sido uno de los prospectos más cotizados no sólo en los azules, sino también en todo el béisbol. En el 2015, el joven lanzador fue el prospecto número 2 de Los Angeles (detrás de Corey Seager) y el número 4 en sentido general, según MLB.com.

Además, por su condición de zurdo, mexicano y fichado por Brito para los Dodgers, han sido inevitables las comparaciones con la leyenda de los azules, Fernando Valenzuela. En ese sentido, Urías ha tratado de manejar las expectativas de la manera más sensata posible.

"Siempre que me entrevistan me preguntan eso", comentó Urías al respecto. "Yo trato de hacer mi trabajo, lo que yo puedo hacer. No trato de hacer de más.

"Como siempre he dicho, Fernando hizo excelente carrera, el mejor pitcher que ha dado México y para los Dodgers también, uno de los mejores pitchers. Yo trato de hacer lo mío. Ojalá y Dios me bendiga para hacer una bonita carrera como la de él".

El próximo mes, Urías volverá a las instalaciones de los Dodgers en Glendale, con el Dodger Stadium en la mira para el 2016.

"Ojalá y empecemos en Triple-A y por qué no, terminar en Grandes Ligas, que es mi meta para este año", dijo.