Giovanni Soto le rinde dividendos a Indios, tantos años después

Giovanni Soto le rinde dividendos a Indios, tantos años después

LEESBURG, Virginia -- Cuando los Indios canjearon al infielder dominicano Jhonny Peralta-un ligamayorista bien establecido-a los Tigres en el 2010, no tenían una idea clara sobre el valor real del prospecto que recibían a cambio. 

Dicho prospecto era Giovanni Soto, un lanzador de 20 años que no había pasado de Clase-A. Pero a través de los años, después de pulirse en liga menor y hacer la transición de abridor a relevista, el zurdo puertorriqueño ha sorprendido a muchos al subir por el sistema de Cleveland y debutar en Grandes Ligas en el 2015. 

"Nunca había trabajado como trabajé (el año pasado)", expresó Soto, quien participa en el Rookie Career Development Program para jóvenes a punto de debutar o establecerse en Grandes Ligas. "Hice varios ajustes que no estaba haciendo antes, con la mecánica, todas las cosas que necesitaba. 

"Me siento súper bien". 

Soto viene de lograr efectividad de 2.68 y 51 ponches en 46 juegos y 53.2 entradas con Triple-A Columbus en el 2015. De hecho, desde que se convirtió exclusivamente en relevista en el 2014, el nacido en Carolina, P.R. se ha destacado primero en Doble-A (EFE de 3.23 en el 2014) y luego Triple-A. 

Dichas actuaciones le ameritaron su primer ascenso al equipo grande de la Tribu en septiembre, cuando los rosters se expandieron a 40 jugadores. En seis presentaciones por los Indios, Soto no permitió carrera alguna, cediendo tres hits en 3.1 entradas. 

Definitivamente, Soto parece haber hallado el rol indicado desde el bullpen.

"Me vieron como que iba a ser mejor como relevista y yo dije que iba a hacer lo que ellos quisieran, porque lo que yo quería era llegar a las Grandes Ligas", dijo Soto, quien cumplirá los 26 años en mayo próximo. "Seguí como relevista y me ha ido muy bien. Sigo trabajando en eso para poder quedarme en el equipo". 

De cara a los entrenamientos de los Indios que empezarán el próximo mes en Goodyear, Arizona, Soto se perfila como candidato a luchar por un puesto en el bullpen del equipo. Con esa meta en mente, el joven se prepara para dar la batalla.

"(El objetivo es) seguir arriba, metiendo mano para estar mis ocho, 10, (y hasta) 15 años en Grandes Ligas si Dios quiere", expresó.