Griffey entrará al Salón con gorra de los Marineros; Piazza con la de los Mets

Griffey entrará al Salón con gorra de los Marineros; Piazza con la de los Mets

NUEVA YORK -- Ken Griffey Jr tomó la decisión: En la placa que lo inmortalizará como miembro del Salón de la Fama aparecerá con la gorra de los Marineros de Seattle pero sin llevar la visera hacia atrás, como tantas veces la utilizó.

Griffey se puso el jueves un jersey del Salón de la Fama junto con Mike Piazza. La víspera, se anunció que ambos fueron elegidos como nuevos integrantes del recinto de Cooperstown.

Piazza, el receptor con más jonrones en la historia del béisbol de las mayores, anunció que aparecerá en la placa con la gorra de los Mets de Nueva York.

Griffey pasó un largo periodo de su carrera con los Rojos de Cincinnati, y Piazza llegó a las Grandes Ligas con los Dodgers de Los Ángeles. Griffey será el primer jugador en ingresar al recinto con la gorra de los Marineros.

La ceremonia de exaltación se realizará en Cooperstown, Nueva York, el 24 de julio.

Tras vestirse el jersey, Griffey se colocó una gorra, hacia delante, se dio la vuelta, se sentó y señaló al receptor Piazza.

"Él utilizó la gorra hacia atrás más tiempo que yo", dijo Griffey.

"Pero yo necesito un casco", respondió Piazza.

Hubo anécdotas y buen humor en la conferencia, realizada un día después de que se dio a conocer el resultado de la votación por parte de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWA).

Elegido con la mayor proporción de votos en la historia, 99,3%, Griffey explicó su decisión de usar la gorra de los Marineros, el equipo en que jugó 11 campañas antes de que se le cediera a Cincinnati, donde jugó su padre durante buena parte de su carrera.

Luego de ocho temporadas y media con los Rojos, fue cedido a los Medias Blancas de Chicago y regresó a los Marineros para despedirse del béisbol.

"Creo que hice el mayor daño como Marinero", dijo Griffey. "Quiero ser el primero en muchas cosas, y la posibilidad de ir al Salón de la Fama como el primer jugador de los Marineros me pareció la decisión adecuada. Sentí que, cuando tenía 19 años, ellos me dieron la oportunidad de jugar el deporte que amo. Pasé la mayor parte de mi carrera en Seattle".

En 1998, los Dodgers no llegaron a un acuerdo contractual de largo plazo con Piazza, y lo cedieron en canje a los Marlins de Florida, que ocho días después lo enviaron a los Mets, donde el cátcher siguió jugando hasta 2005.

Luego, jugó una temporada con San Diego y otra con Oakland.

"Creo que los fanáticos aquí en Nueva York me consideran parte de su familia. Cada vez que vuelvo me siento muy honrado por la respuesta que encuentro", destacó Piazza.

El receptor se unirá a Tom Seaver como los únicos peloteros que ingresan al recinto con la gorra de los Mets.

Nueva York retirará probablemente el número 31 de Piazza. Hasta ahora, sólo han conferido ese honor a Seaver (41) y a dos ex managers, Casey Stengel (37) y Gill Hodges (14).

Desde luego, el 42 de Jackie Robinson fue retirado por todos los clubes.

"Tenemos grandes planes", dijo Jeff Wilpon, director de operaciones de los Mets, en referencia a Piazza.