Redondear los jardines es el principal pendiente de los Mets

Redondear los jardines es el principal pendiente de los Mets

NUEVA YORK - Dos vacantes claras permanecen sin resolverse en la lista de deseos de los Mets en esta temporada muerta, una agenda que deben atender a seis semanas de que se reporten los primeros jugadores a los entrenamientos primaverales.

Específicamente, los Mets pasarán enero en busca de un bateador derecho para complementarlo con los cuatro jardineros que ya tienen, además de un relevista con experiencia para trabajar cerca de la parte trasera del bullpen.

"Cuando el calendario cambia su página a enero, muchas veces el mercado también cambia, y ahora puedes hacer algunas cosas que quizás en diciembre no pudiste hacer", dijo el asistente del gerente general, John Ricco, en una entrevista vía telefónica. "Entonces mantendremos eso en mente. Vamos a estar activos hablando con agentes y con otros equipos para ver si podemos lograr algo. Pero básicamente ese es el proceso, continuar haciendo lo que nos propusimos hacer en el arranque de la temporada muerta".

Reforzar los jardines sigue siendo la prioridad para los Mets, a pesar de la adquisición de Alejandro De Aza a finales de diciembre. Al tocar el tema sobre la contratación del dominicano, Ricco destacó que el tiempo de juego de De Aza dependerá del desempeño de los tres jardineros proyectados como titulares en 2016-- Michael Conforto, el dominicano Juan Lagares y Curtis Granderson - así como en su propio desempeño. Los Mets todavía no están convencidos de que Conforto es un jugador de todos los días, al igual que no están seguros si Granderson podrá lidiar con otra carga de 157 juegos a la edad de 35 años.

De Aza es el pegamento para mantener todas las partes adheridas; además de alternar tiempo de juego con Lagares en el jardín central, el quisqueyano puede ocupar cualquier esquina de los jardines o jugar en el prado central mientras Lagares se traslada otra posición. Un jardinero que batee a la derecha como Ryan Raburn o Chris Denorfia agregaría más flexibilidad, con Raburn ofreciendo también su experiencia como inicialista. En ese sentido, los Mets esperan terminar de armar los jardines de la misma forma en que lo hicieron con el cuadro interior, dándole al piloto Terry Collins la oportunidad de alinear a jugadores de acuerdo con el rival casi a diario.

"Creo que mejoramos bastante en el área de tratar de armar un equipo con mucha profundidad, y darle a Terry la oportunidad no sólo de darle descanso a sus muchachos, sino de colocar a varios de ellos en diferentes posiciones para tener éxito", manifestó Ricco. "[El año pasado], nos gustaron algunos de los bateadores jóvenes que tuvimos, pero sentimos que nos convertimos en un mejor equipo cuando le añadimos más profundidad al roster, mientras la temporada avanzaba, con varios de los cambios que hicimos. Creo que nos propusimos armar un equipo de esa manera, y estamos cerca de lograrlo. Pero aún nos quedan algunas áreas que debemos atender".

La otra área en cuestión es el bullpen, aunque en este departamento los Mets podrían no ser tan agresivos en la agencia libre. A pesar de recientes rumores que involucran al zurdo dominicano Antonio Bastardo, es poco probable que los Mets le otorguen un contrato multianual a cualquier relevista como el que Bastardo estaría recibiendo. Lo más probable es que los Mets agreguen a un lanzador derecho -- Tyler Clippard permanece como una probabilidad - a un contrato por una campaña, o simplemente traten de llenar su cuerpo de relevistas con firmas de liga menor.

Por lo tanto, el roster que se reporte a Port St. Lucie, Florida, en seis semanas no debería lucir muy diferente al de hoy en día en el papel. Eso va con la manera de pensar de los Mets, quienes sienten que la suma de sus adiciones es más grande que sus partes.

"Es tratar de darte profundidad para resisitir las lesiones, y también tomar ventaja de los enfrentamientos según el rival", externó Ricco. "Vimos qué tan efectivo eso podría ser para nosotros en el último tercio de la campaña pasada cuando agregamos a varios veteranos. Entre más peloteros de experiencia le podamos dar a Terry, y entre más alineaciones diferentes pueda armar, creo que seremos un mejor equipo".