Joakim Soria se prepara para su reunión con los Reales

Joakim Soria se prepara para su reunión con los Reales

Una frase resume la situación que vive Joakim Soria en este momento tras haber concretado su regreso a los Reales de Kansas City: "Empezó bien el 2015 y está terminando mucho mejor".

Eso piensa el pitcher mexicano sobre estar de vuelta con la novena que en el 2007 le dio la oportunidad de llegar a la Gran Carpa, teniendo además, la posibilidad cumplir dos deseos: ser campeón y abrir juegos en MLB.

"Mi regreso a Kansas City significa para mí algo importante porque vengo a completar el ciclo que no pude completar cuando salí del equipo (en 2012)", explicó el derecho vía telefónica desde Ciudad Obregón, donde pasó las fiestas navideñas. "Desgraciadamente por el asunto de mi lesión no pude continuar ahí, pero lo importante es que ahora regreso al equipo que presume que es el campeón de las Grandes Ligas, y lo que yo quiero es poder ser campeón con ellos. Mi preparación y mentalidad están en ayudar en todo lo que se pueda para poder colaborar en ese plan".

Soria llegó a MLB en 2007 cuando los Reales lo eligieron en el Draft de la Regla 5 y se quedó en el roster del Día Inaugural. En ese entonces el club venía de tres temporadas perdedoras y 21 campañas sin llegar a playoffs. Dicha situación no cambió mucho en su estadía hasta el 2011, ya que todos los años acabaron por debajo de .500.

Ahora los Reales son los campeones de MLB con dos asistencias consecutivas al Clásico de Otoño, y para refrendar ese título ven que el mexicano puede aportarles mucho, tanto que incluso podría hacerlo como miembro de la rotación abridora.

"Existe la posibilidad de que sea abridor. Incluso, cuando jugué con ellos siempre estaba la especulación de que me tocaría abrir juegos", continuó Joakim. "De hecho, cuando llegué estaba de relevo largo con más posibilidades de abrir que de ser cerrador. Ahora existe esa posibilidad, sólo esperamos la confirmación del equipo de cuáles son los planes que se tienen conmigo para poderme preparar bien de acuerdo a lo que necesiten que haga.

"Si se da la oportunidad de abrir estaré muy contento de hacer algo que me gusta, porque me gusta abrir juegos. Abrí mucho tiempo en mi carrera, no en MLB pero sí en México, y es algo que disfruto. Si se da la oportunidad estoy listo para eso".

Con la experiencia en la Liga Mexicana y en la Liga del Pacífico (donde tiró un juego perfecto), los 444 juegos que acumula en las Mayores en sus ocho años y el trabajo de preparación que realiza en estas épocas, Soria está en una posición cómoda para que le den la bola para ser abridor.

"No cambiaría tanto mi preparación, porque siempre que me preparo en el receso de temporada lo hago como si fuera para abrir juegos. El trabajo es igual de intenso, las rutinas enfocadas en hombro, brazo, codo, piernas", analizó el lanzador. "Lo único en lo que cambiaría sería en la hora de los lanzamientos que tenga que hacer en los entrenamientos, o sea, tendría que lanzar un poco más para poder crear la resistencia que se necesita para aguantar más tiempo en el montículo, para llevar el conteo más alto".

Un equipo muy distinto
Joakim disfrutará volver a una escuadra que conoce. Y conoce no sólo el estadio, a sus directivos y aficionados, sino a muchos jugadores. Aunque han pasado cuatro años de la última vez que se enfundó en el jersey de los Royals, permanecen al menos 10 jugadores (que tienen lugar seguro para el 2016) y el mismo manager con los que convivió.

"Es un equipo totalmente diferente sólo en el tema de la experiencia. Los jugadores son ya de mayor experiencia porque cuando salí de ahí muchos de ellos apenas iban empezando", recordó.

Y así es. Soria se reunirá con Ned Yost, con quien afirmó lleva una relación de mucho respeto, así como con Eric Hosmer, Alcides Escobar, Alex Gordon, Mike Aviles, Salvador Pérez, Lorenzo Cain, Jarrod Dyson, Mike Moustakas, Danny Duffy y Kelvin Herrera.

"Cuando estuve ahí no tuvimos muy buenas campañas porque el equipo era joven, estaba en construcción y ahora es muy distinto. Ahora esos jugadores han crecido y algunos son estrellas aunque la base del equipo es jugar así, en equipo. Lo que espero ahora al estar de vuelta es llegar a la Serie Mundial que tanto deseo jugar", ahondó.

El Látigo de Monclova empezó el 2015 con los Tigres de Detroit, pero en agosto fue cambiado a los Piratas de Pittsburgh, quienes buscaban darle profundidad a su bullpen en camino a los playoffs, pero luego de quedar eliminados en el juego de comodín frente a Cachorros de Chicago, no le perdió la pista a los que siguieron con vida. Así, Soria vio la Serie Mundial donde los Reales vencieron a los Mets en cinco juegos.

"Existía el apoyo hacia los que fueron mis compañeros; quería que les fuera bien a ellos. La vi tranquilo y me gustó. Fue una buena serie con dos buenos equipos, pero Kansas City se la llevó y eso me dio alegría", sentenció.