MLB concluye su gira de buena voluntad en Cuba

MLB concluye su gira de buena voluntad en Cuba

LA HABANA - El as de los Dodgers, Clayton Kershaw, estuvo se encontraba en el Parque Central de La Habana y trataba de pensar en los nombres de una hipotética selección estadounidense.

"Está Andrew McCutchen, Paul Goldschmidt", dijo el zurdo. "Está Bryce Harper de los Nacionales…"

"Son amantes del béisbol y me preguntaron por el lineup estadounidense, pero no pude nombrarlos a todos. Mencioné a algunos", expresó Kershaw. "Ellos dijeron que un equipo cubano nos aplastaría".

A unos pies de eso, Miguel Cabrera se encontraba en una situación parecida. Se reía y trataba de pensar en un lineup República Dominicana.

Así se hacen las cosas en la "Esquina Caliente" en el Parque Central de la Habana Vieja, donde la gente se junta para hablar de béisbol y política desde hace muchos años. Fue un buen lugar para darle fin a una gira de buena voluntad por Cuba organizada por Major League Baseball y la Asociación de Jugadores de MLB.

Los ligamayoristas cubanos en la gira-Yasiel Puig, José Abreu, Brayan Peña y Alexei Ramírez-pasaron tiempo con sus familias en vez de visitar la Esquina Caliente, al igual que Jon Jay, de ascendencia cubana.

"Fue exhilarante. Esa es la única palabra que puedo usar", dijo Joe Torre, máximo directivo de béisbol de MLB. "La experiencia ha sido más de lo que uno hubiera esperado. Todo fue bien positivo".

Después de una rueda de prensa para darle inicio a la gira el martes, hubo clínicas de béisbol para jóvenes en el Estadio Latinoamericano de La Habana el miércoles y en el Estadio Victoria de Girón el jueves en Matanzas. El grupo de MLB también conoció la Habana Vieja y participó en un evento caritativo, en asociación con Caritas Cubana.

"No tengo palabras para describir lo contento que estoy y lo que ha sido esto para mí", dijo Abreu, quien vio a su hijo de cinco años por primera vez en casi cinco años. "Estoy muy agradecido con la gente que hizo posible mi regreso a Cuba".

La misión de la gira fue aprender más de Cuba y estrechar lazos entre dicho país y los Estados Unidos a través del béisbol. Ambas naciones siguen en el proceso de normalizar relaciones. MLB también busca una manera segura de facilitar la llegada de los jugadores cubanos a las Grandes Ligas.

"Es importante que estemos aquí y es un paso simbólico", dijo Dan Halem, máximo directivo legal de MLB. "Creo que mientras más llegas a conocer a la gente, más fácil es trabajar en conjunto. Pero en términos del sistema y la parte del negocio, se tomará un tiempo.

"Creo que hay un deseo de parte de Major League Baseball y la Federación Cubana de Béisbol de hacer las cosas más fáciles para que los jugadores cubanos puedan jugar en Grandes Ligas y volver (a Cuba)", continuó Halem. "Sin importar tu punto de vista, creo que la gente de ambos países está de acuerdo en que el tráfico humano es malo y que no es una buena situación que los jugadores, o cubanos en sentido general, tengan que poner en riesgo sus vidas para ejercer su profesión".