Joe Maddon no quiere un bajón de sus Cachorros en el 2016

Joe Maddon no quiere un bajón de sus Cachorros en el 2016

NASHVILLE -- Los Cachorros de Chicago pasaron de tener récord de 73-89 en el 2014 a registrar 97-65 en el 2015-su primera campaña ganadora en seis años-bajo el mando del nuevo manager Joe Maddon y con jugadores de mucha juventud como Kris Bryant, Addison Russell, Kyle Schwarber y el cubano Jorge Soler-entre muchos otros.

Durante su sesión con los medios en las Reuniones Invernales, a Maddon se le planteó el famoso "maleficio de segundo año" ante mayores expectativas para el 2016.

Maddon, siempre adepto con el verbo, dio su parecer sobre el particular.

"Creo que el maleficio de segundo año es cuando el otro equipo te hace los ajustes y tú no lo haces. Entonces, creo que el punto es que tenemos que estar preparados para reaccionar ante tales ajustes.

"Esa es mi definición del maleficio de segundo año", continuó el piloto, quien lleva marca de por vida de 878-794 en 12 años como manager con los Angelinos, Rays y Cachorros. "Eso puede pasar a veces cuando tienes un grupo que por hecho las cosas y cree que (los éxitos) van a volver a producirse".

En ese sentido, Maddon reveló que tiene previsto tocar ese mismo tema con los Cachorros desde el mes de febrero en los entrenamientos del equipo en Mesa, Arizona.

"He pensado en cómo evitar (el bajón luego de los triunfos)", expresó Maddon, quien cumplirá los 62 años de edad justo antes de los entrenamientos del 2016. "Es una conversación que tendrá que tener con ellos temprano, sin ser negativo y sin ser criticón.

"Los muchachos vienen de una temporada maravillosa y uno quiere elogiarlos, pero vamos a ser blanco de todos y quiero que nosotros sepamos cómo afrontar eso y hasta disfrutarlo. La presión va a ser mayor y quiero que afrontemos bien eso. Definitivamente, tocaré el tema con los muchachos".

RIVALIDAD CON EL EQUIPO DE SU INFANCIA

Maddon se crio en el estado de Pennsylvania con los Cardenales como su equipo favorito. Pero al tomar las riendas de los Cachorros este año, cayó del otro lado de una de las rivalidades más tradicionales de Grandes Ligas.

Las hostilidades subieron en el 2015, cuando Chicago no sólo amenazó con arrebatarle a San Luis el título de la División Central de la Liga Nacional, sino también que eliminaron a sus vecinos del Medio Oeste en la primera ronda de los playoffs.

Y además de la firma de Ben Zobrist para reforzar el equipo del norte de Chicago, más el cambio del dominicano Starlin Castro a los Yankees, el martes también se concretó la firma de John Lackey por dos años con los Cachorros, luego de temporada y media del derecho como pieza clave de la rotación de los Cardenales.

"Me encanta", dijo Maddon sobre su participación en dicha rivalidad. "Me crie como fuerte fanático de los Cardenales y ahora tengo la oportunidad de trabajar en contra de esa sensación que tenía como niño.

"Creo que es algo saludable para el béisbol que haya una auténtica rivalidad entre estos dos equipos".

Hay quienes piensan que los Cachorros tienen una gran ventaja en ese sentido ahora, dado que los Cardenales enfrentan mucha incertidumbre en su rotación abridora y en los jardines, ante la agencia libre del guardabosque Jason Heyward.

Sin embargo, Maddon no espera que San Luis ceda terreno de manera tan fácil.

"Ellos no se van a echar para atrás. Nosotros no nos vamos a echar para atrás. Es bien interesante", comentó. "Espero que la rivalidad (se nutra) en el futuro.

"No es diferente a Medias Rojas vs. Yankees. Creo que Cardenales-Cachorros, como dos equipos relevantes, le conviene al béisbol".