Roberto Osuna: Esperaba más votos para el Novato del Año

Roberto Osuna: Esperaba más votos para el Novato del Año

CULIACÁN, México -- El novato sensación de los Azulejos de Toronto, el mexicano Roberto Osuna, asistió a un partido entre los Tomateros de Culiacán y los Naranjeros de Hermosillo de la Liga Mexicana del Pacífico el fin de semana y desde ahí compartió su experiencia como novato en Grandes Ligas este año.

"Gracias a Dios se me dio la oportunidad, como mencionan, hice un buen trabajo y estoy contento porque gracias a Dios me mantuve saludable y terminé la temporada en buen estado", le dijo Osuna a EL DEBATE.

EL DEBATE: A tu corta edad comenzaste en el rol de relevista, pero pronto se te dio la responsabilidad de ser cerrador, ¿cómo fue para ti llevar dicha confianza?

ROBERTO OSUNA: Como dice la biblia, 'los tiempos de Dios son perfectos' y yo solamente traté de hacer mi trabajo, gracias a Dios me dieron el puesto de cerrador, pero la meta mía siempre fue salir y dar lo mejor de mí, se hizo un gran trabajo, se peleó duro, no pudimos conseguir el objetivo principal, pero igual hicimos un buen trabajo en general.

ED: Lo que hiciste no fue cualquier cosa, de hecho hay expertos que comentan que mereciste contender fuertemente por el galardón al Novato del Año en la Liga Americana.

RO: No digo que me merecía ser el Novato del Año, pero sí creo que me merecía una mejor posición en las votaciones para el trabajo que yo hice y por las menciones que tuve durante todo el año. Pienso que debí estar en segundo lugar de votaciones, yo creo que lo que hizo (el dominicano) Miguel Sanó y (el puertorriqueño) Francisco Lindor no fue suficiente para lo que yo hice, pero gracias a Dios se me permitió llegar a Grandes Ligas, hacer un excelente trabajo y yo con eso me quedo.

ED: ¿Crees que tu crecimiento fue muy rápido, pues con apenas 20 años de edad fuiste llamado al equipo grande de Toronto y en plan titular?

RO: Gracias a Dios él es quien nos da la oportunidad, pero también si se dan cuenta la vida mía ha sido muy rápida en todos los sentidos, porque a los 16 años empecé a jugar profesional en Diablos (Rojos en la Liga Mexicana de Béisbol), luego viene la (operación) Tommy John a los 18 años y después se me da la oportunidad en Grandes Ligas. Yo creo que he tenido muchas bendiciones en esta vida y este año fue una bendición más, de las mayores que he tenido.

ED: ¿Qué piensas de su compatriota y compañero con los Azulejos, el lanzador abridor Marco Estrada? RO: Marco es una pieza muy importante y es una persona que siempre está ayudando, que siempre está preocupándose y más este año, que yo era su paisano, muy buena relación, excelente pelotero, todos vieron el trabajo que hizo. Nos ayudó mucho y sin lugar a dudas fue pieza clave para que estuviéramos en playoffs.

ED: Sexto juego en Kansas City, tratando de alargar el campeonato de la Liga Americana, entraste en una situación muy crucial, ¿qué significado tuvo para ti ese juego?

RO: Yo creo que es uno de los juegos más importantes en mi carrera hasta ahorita, pero sí era mucha presión, todo el equipo estaba cansado ya porque siempre estábamos en desventaja, 2-0 contra Texas, 2-0 contra Kansas City y mentalmente estábamos cansados, sin embargo se peleó, tuvimos muchas oportunidades, no las aprovechamos y desgraciadamente nos costó la eliminación, pero la meta del año que entra es la misma y vamos a seguir jugando agresivo.

Roberto concluyó con firmeza ser el mismo muchacho sencillo y humilde que lo ha caracterizado, agregando que todo su esfuerzo ha sido por su familia y los aficionados, sintiéndose muy motivado por la racha positiva que han tenido los mexicanos en la Gran Carpa.