El "Black Friday", día de movimientos destacados

El

SCOTTSDALE, Arizona - En años anteriores, el béisbol ha dado de qué hablar en Black Friday, como se le conoce al viernes después del Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos.

El Jugador Más Valioso de la Liga Americana del 2015 dejó las filas de Oakland ese mismo día del año pasado. El movimiento se produjo el 28 de noviembre, cuando los Atléticos enviaron a Josh Donaldson a Toronto a cambio de Brett Lawrie, el venezolano Franklin Barreto, Kendall Graveman y Sean Nolin.

Nueve años antes de ese canje, los Filis y los Medias Blancas llegaron a un acuerdo en Black Friday, canje que terminó conviniéndoles a ambas partas. El 25 de noviembre del 2005, Filadelfia envió a Jim Thome - quien en el 2006 bateó 42 jonrones y remolcó 109 carreras - a Chicago a cambio de Aaron Rowand, quien registró promedio de .309 en el 2007 para ayudar a los Filis a capturar el título del Este de la Liga Nacional por primera vez en 14 años.

En otras ocasiones, los equipos han firmado en Black Friday a agentes libres en que les han dado buenos resultados:

• En el 2010 (26 de noviembre), los Tigres contrataron a Víctor Martínez por cuatro años; el venezolano terminó bateando .330 y remolcando 103 carreras en el 2011 y ha mantenido ese nivel de producción, antes y después de perderse toda la temporada del 2012 por un desgarre en la rodilla izquierda.

• En el 2006 (20 de noviembre), los Astros ficharon al panameño Carlos Lee, quien en el 2007 fue convocado al Juego de Estrellas y bateó .303 con 32 jonrones y 119 carreras empujadas. En seis campañas en Houston, Lee promedió 22 vuelacercas y 90 remolcadas al año.

• En 1989 (24 de noviembre), los Rangers contrataron al jardinero Gary Pettis, quien llevó su Guante de Oro de Detroit a Texas.

La transacción más famosa vinculada con Black Friday se produjo en el 2003. Theo Epstein, quien era en aquel entonces el gerente general de los Medias Rojas, viajó al denominado Valle del Sol - Phoenix, Arizona - para cortejar al lanzador Curt Schilling, uno de los héroes de equipo de los D-backs que ganó la Serie Mundial en el 2011. Schilling venía de registrar foja de 53-22 en Arizona en sus tres campañas anteriores.

Los D-backs ya habían acordado enviar al as a Boston por Casey Fossum, Brandon Lyon, el mexicano Jorge de la Rosa y Mike Goss, pero Epstein tenía que convencer a Schilling a dejar a un lado su cláusula de no cambio. MLB le dio hasta las 3 p.m. ET del 28 de noviembre -- Black Friday -- para llegar a un acuerdo.

A Schilling no le quedó más que invitar al ejecutivo a su cena del Día de Acción de Gracias.

"Tratamos de resistir y Curt dijo que era [preciso que asistiéramos], que se ofendería si no íbamos", Epstein luego les dijo a los medios.

En ese momento, el lanzador aún no había aceptado ser trasladado a Boston, pero las partes llegaron a un acuerdo el día siguiente.

"Si no hubiésemos adquirido a Curt, probablemente hubiera sido el peor Día de Acción de Gracias de mi vida", dijo Epstein.

Schilling expresó en aquel Black Friday que su intención era "contribuir para darle a Boston su primer título de Serie Mundial desde 1918. Y ojalá más de uno en los próximos cuatro años".

Schilling y los Patirrojos, como ya lo sabemos, se coronaron tanto en el 2004 y como el 2007.

El contrato de Schilling no es el único que se ha elaborado durante una cena del Día de Acción de Gracias. El gerente general de los Angelinos, Tony Reagins, y el agente libre Torii Hunter estaban comiendo tacos y frijoles en dicho feriado del 2007 a escondidas cuando llegaron a un sorpresivo acuerdo de cinco años.

¿Qué tan sorprendente fue? Hunter había viajado a California a negociar con los Dodgers y terminó firmando con los Angelinos luego de reunirse con Reagins en un restaurante de comida rápida en Corona, a 44 millas del Dodger Stadium.

El Día de Acción de Gracias del 2005, en transacciones por separado, los Marlins enviaron al boricua Carlos Delgado a los Mets y a Josh Beckett a Mike Lowell a los Medias Rojas a cambio del dominicano Hanley Ramírez y del venezolano Aníbal Sánchez, en lo que resultó ser un canje bien parejo.