Zack Greinke tiene los argumentos para ganar el Cy Young

Zack Greinke tiene los argumentos para ganar el Cy Young

LOS ANGELES - Si los argumentos de Zack Greinke para llevarse el trofeo Cy Young en la Liga Nacional fueran presentados en una corte, el primer testigo en declarar sería el Sindicato de Jugadores de Grandes Ligas, el cual ya nombró a Greinke como el mejor pitcher de la liga mediante su premio Players Choice.

La Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos no puede juzgar el dominio de Greinke desde la caja de bateo, pero existen las estadísticas suficientes para reforzar los argumentos de Greinke en contra de los otros dos finalistas, Jake Arrieta de los Cachorros y el compañero de Greinke en los Dodgers, Clayton Kershaw. El ganador será anunciado este miércoles a través de la cadena MLB Network y en MLB.com en punto de las 6 p.m. (Hora del Este).

Durante la Serie Divisional de la Liga Nacional se le preguntó al ex dirigente de los Dodgers, Don Mattingly, acerca de tener a Greinke en la rotación.

"Desde que llegó a L.A. no ha hecho más que dominar", dijo Mattingly. "Este año ha sido quizás el mejor debido a ese tremendo arranque de temporada que tuvo y el hecho de que nunca aflojó el paso".

Greinke (19-3) logró superar aquella impresionante campaña del 2009, cuando se adjudicó el trofeo Cy Young en la Liga Americana lanzando por los Reales.

El promedio WAR (Victorias por Encima del Reemplazo) del derecho de 32 años de edad, según Baseball-Reference.com, fue el mejor de ambas ligas con 9.3, por encima de Arrieta (8.7) y Kershaw (7.5).

Greinke, el ganador del Premio Roy Campanella entregado por los Dodgers, tuvo el promedio de efectividad más bajo en Ligas Mayores con 1.66, el más bajo para cualquier pitcher desde aquella marca de 1.63 que tuvo Greg Maddux en 1995 con los Bravos. Greinke también lideró la Gran Carpa con un porcentaje de victorias de .864, un WHIP de 0.84 y 30 aperturas de calidad.

El derecho también ocupó los primeros lugares en ambas ligas en promedio de bateo en contra (.187, segundo) y entradas lanzadas (222 2/3, quinto) en 32 aperturas.

Después de convertirse en el primer pitcher de los Dodgers en iniciar un Juego de Estrellas desde Brad Penny en 2006, Greinke tuvo foja de 11-1 después del receso de mitad de temporada y finalizó con una marca personal de 19 victorias.

Empató un récord de Grandes Ligas, que también lo tenían Orel Hershiser y Don Drysdale, con seis salidas consecutivas sin permitir carrera del 18 de junio al 19 de julio; su racha de más aperturas en blanco terminó el 26 de julio con 45 2/3 entradas, la cuarta mejor racha en la Era de Expansión (desde 1961).

Greinke registró 11 presentaciones sin permitir anotación y cedió una o cero carreras en 21 aperturas; lanzó al menos seis episodios en cada una de sus 32 salidas; y no perdió por un trecho de 11 aperturas del 18 de junio al 16 de agosto, compilando foja de 8-0 y 1.16 de EFE.

Estos números convirtieron a Greinke en uno de los lanzadores más cotizados en el mercado de agentes libres, esto tras ejercer su cláusula para salirse de su pacto con Los Ángeles.