Minnesota pondera trasladar a Miguel Ángel Sanó a los jardines

Minnesota pondera trasladar a Miguel Ángel Sanó a los jardines

MINNEAPOLIS - Ante el retiro de Torii Hunter y la partida de Aaron Hicks, quien fue enviado a los Yankees a cambio del receptor John Ryan Murphy, los Mellizos hablan en serio de trasladar al dominicano Miguel Ángel Sanó a los jardines brevemente la próxima temporada.

Minnesota ha dejado en claro que no quiere que Sanó, de 22 años, sea el bateador designado titular del club en el 2016. Dado que el coreano Byung Ho Park podría estar en camino luego de que los Mellizos hicieran la oferta ganadora por el cañonero, existen un atascamiento en la inicial y la antesala con Joe Mauer y Trevor Plouffe en el roster.

Sigue siendo posible que los Mellizos traspasen a Plouffe para crearle espacio a Sanó en la esquina caliente, pero ahora mismo, están explorando alternativas para contar con el quisqueyano en cuanto a la defensa se refiere. Se espera que Sanó comience a ver acción en ambas esquinas de los jardines en el béisbol invernal de la República Dominicana y en los entrenamientos.

"Estaría en una esquina", dijo el gerente general de Minnesota, Terry Ryan. "No hemos decidido cuál. Pero tiene la habilidad atlética suficiente y tira muy bien y corre con tal velocidad que no debe de haber muchos obstáculos en cuanto a su capacidad para hacer la transición se refiere. Siempre es un riesgo, pero consideramos que es capaz de hacerlo".

Los Mellizos tienen una vacante en los jardines, mientras que Byron Buxton y el boricua Eddie Rosario se perfilan como los favoritos para los otros dos puestos. Max Kepler, considera el sexto mejor prospecto del club por MLB.com, también será considerado, pero es posible que comience la temporada en Triple-A Rochester. El venezolano Oswaldo Arcia y el dominicano Danny Santana vienen de campañas decepcionantes, pero también representan opciones.

Ante la posibilidad de que Sanó se traslade a los jardines, los Mellizos consideraron que tenían un exceso de jardineros jóvenes, lo cual les permitió adquirir a Murphy para llenar un hueco en la receptoría.

Sanó, quien mide seis pies y cuatro pulgadas y pesa 260 libras, sería uno de los jardineros más corpulentos en Grandes Ligas, pero los Mellizos consideran que posee la habilidad atlética necesaria para hacer la transición. No obstante, el manager Paul Molitor reconoció que se trata de un experimento, ya que Sanó ha tomado prácticas en los jardines, pero jamás ha disputado un partido como guardabosque.

"Pasó bastante tiempo [en los jardines]", dijo Molitor acerca del dominicano. "Se le veía bastante inseguro cerca del muro y cosas así. Sabe atrapar la bola en el aire, pero es cuestión de aprender a descifrar la bola y dónde posicionase. Las situaciones son muy distintas en los jardines. No sé si va a funcionar o si va a ver inning alguno allí. Pero creo que a lo mínimo tenemos que mantenerlo como posible opción".