Los Reales encaran el difícil reto de repetir el título

Los Reales encaran el difícil reto de repetir el título

El gerente general Dayton Moore y el resto de la oficina central de los Reales no se tomaron mucho tiempo para empezar a pensar en el 2016.

Kansas City encara el difícil reto de repetir como campeón, ya que dicha hazaña no se logra desde los Yankees de 1998-2000. Pero los Reales han exhibido una habilidad marcada de sostener el éxito.

Con eso en mente, los Monarcas no necesitan muchos consejos sobre cómo volver a jugar en octubre. Sin embargo, hay algunas lecciones que podrían aprovecharse en el caso de los campeones del 2015.

1. Pueden esfumarse los beneficios de las "gangas"
Lo hecho por Kansas City no fue tan diferente a lo logrado por Boston en el 2013, en este sentido: Ambos equipos triunfaron con una gran cantidad de jugadores con salarios discretos. Los Medias Rojas lo hicieron con Shane Victorino, Ryan Dempster, Stephen Drew, Jonny Gomes, Mike Napoli, Koji Uehara y David Ross, mientras que los Reales se coronaron con el dominicano Edinson Vólquez, el cubano Kendrys Morales, el boricua Alexis Ríos, Chris Young, Kris Medlen y el venezolano Franklin Morales.

Los aportes de éstos últimos variaron, por supuesto, pero en sentido general se puede decir que todos hicieron valer sus contratos.

Desafortunadamente, los Medias Rojas cayeron en el 2014 y los Reales podrían tener que prepararse para un retroceso de su grupo.

Hay que esperar que Morales no decaiga como fue el caso de Victorino. También habrá que ver cómo responde Vólquez luego de su primera temporada de más de 200 innings. Dadas sus carreras, es difícil pronosticar qué va a pasar con este dúo.

Del otro lado, otra de las "gangas" de los Reales, Kris Medlen, podría mejorar en el 2016 si sigue evolucionando luego de su segunda cirugía Tommy John.

2. La lealtad tiene su precio:
Los Gigantes de San Francisco han demostrado lealtad con los que ayudaron al equipo a ganar la Serie Mundial. Después del título en el 2010, San Francisco retuvo a Aubrey Huff, Patt Burrell y Cody Ross. Los Gigantes hicieron lo propio con el puertorriqueño Angel Pagán y el venezolano Marco Scutaro luego del 2012. Los Gigantes también se vieron dispuestos a hacer lo mismo con el venezolano Pablo Sandoval, cuyo pacto con Boston ha sido calificado como un desastre.

Obviamente, el historial de San Francisco es favorable, con esas tres coronas en cinco campañas. Pero los Gigantes, con más poder económico, tenían mayor margen de error que los Reales.

Sabemos que el dominicano Johnny Cueto se irá de Kansas City vía la agencia libre. Y lo más probable es que ocurra lo mismo con Ben Zobrist. El caso de Alex Gordon, una de las caras más conocidas de la franquicia, será un tema bien interesante.

Kansas City ya se tomó la decisión prudente de declinar la opción de Ríos de US$12.5 millones para la próxima campaña. También se acerca una determinación sobre Young, quien estará más codiciado en el mercado luego de su buena actuación en la postemporada. Lo mismo se puede decir sobre el relevista Ryan Madson.

Está claro que Young y Madson no harán rendir tanto sus futuros contratos como el del 2015, respectivamente. Entonces, ¿qué tan dispuestos estarán los Reales a retenerlos?

Teóricamente, hay beneficios de mantener un grupo intacto. Pero puede ser un proyecto costoso y a veces es difícil repetir la magia.

3. Proteger el bullpen
Las mejores lesiones vienen de la experiencia personal.

Para volver a la Serie Mundial del 2015, Kansas City tuvo que ignorar muchos de los comentarios desde fuera y reforzar su ya formidable bullpen. En vez de escuchar ofertas por Greg Holland y Wade Davis, los Reales no sólo siguieron con ellos, sino también renovaron con Luke Hochevar y Jason Frasor, además de agregar a Morales y Madson.

Por supuesto, Holland se lesionó al final de la temporada. Pero Davis se apoderó del puesto de taponero y cerró las victorias más importantes del equipo. Frasor no resultó y fue dejado en libertad a mediados de la temporada, pero Hochevar siguió evolucionando luego de su cirugía Tommy John y se convirtió en una pieza crucial en octubre. Morales valió la pena como inversión discreta, mientras que Madson tuvo un impresionante resurgir en su carrera.

Para los Reales, tendría sentido volver a dedicar notables recursos al relevo.