Juan Uribe vuelve a hacerse un nombre en la Serie Mundial

Juan Uribe vuelve a hacerse un nombre en la Serie Mundial

NUEVA YORK -- Cuando el dirigente Terry Collins anunció que iba a incluir a Juan Uribe en el roster de los Mets para la Serie Mundial, citó la experiencia, la personalidad y la calidad del dominicano en momentos de presión a la hora de justificar su decisión.

El viernes en el Juego 3 del Clásico de Otoño, Uribe premió esa confianza al dar sencillo empujador ante el venezolano Franklin Morales de los Reales. Una vez más, el oriundo de Palenque, R.D. -- el único integrante de los Mets que ha sido campeón de la Serie Mundial y uno de apenas dos con experiencia en dicho evento-rindió a la hora buena en octubre.

"Los jugadores de Grandes Ligas son muchachos bien talentosos y hacen cosas increíbles. Cuando has tenido una carrera como la de Juan, él ha hecho cosas increíbles".

Uribe se ha hecho famoso por rendir en Series Mundiales. En el 2005, hizo dos jugadas defensivas cruciales en el último inning del partido decisivo que les dio la corona a los Medias Blancas. Y en el 2010, dio varios batazos clave para ayudar a los Gigantes a ganar el primero de lo que serían tres títulos en cinco temporadas.

"Siempre trato de hacer lo mismo y no tratar de hacer más de la cuenta, para ganar el juego", dijo Uribe al tratar de explicar su habilidad de producir cuando más se necesita. "Así he dado varios hits.

Cuando se habla de Uribe y la Serie Mundial del 2015, las circunstancias son distintas a las primeras dos veces que el jugador de 36 años se hizo sentir en esta ronda. En la presente campaña, Uribe fue canjeado a los Mets en el mes de julio y dejó huella en el equipo de Queens con su rendimiento en el terreno y su personalidad suelta en el clubhouse. Pero su tiempo de juego se vio más limitado al regresar el tercera base David Wright de su molestia en la espalda. Además, Uribe sufrió una lesión en el pecho el 25 de septiembre y no jugaba desde ese momento hasta el viernes.

"No estaba jugando pero siempre traía la harmonía, siempre hablaba con los muchachos", dijo Uribe sobre su rol en el equipo mientras se encontraba fuera de acción. "Yo sabía que los muchachos tenían el talento para hacer lo que están haciendo. Y creo que todavía falta mucha pelota. Los muchachos tienen el hambre de ganar la Serie Mundial".

Uno de los aspectos del regreso de Uribe que más impresionó fue el hecho de conectar de hit, en un momento bien oportuno, luego de no agotar turno alguno desde hacía más de un mes.

"Hay cierta clase de jugador que sabe hacer las cosas que él puede hacer", dijo el jardinero derecho de los Mets, Curtis Granderson. "Juan Uribe es esa clase de jugador cuando sale a realizar sus prácticas de bateo, sin importar el tiempo que tenga sin jugador. Cuando él pisa el terreno, sea a batear o a jugar defensa, sabes que hay buenas posibilidades de éxito debido a los tantos turnos y los tantos innings en su haber".

A primera vista, los números de Uribe en Series Mundiales no son tan impresionantes. De por vida en 10 juegos del Clásico de Otoño, el infielder batea apenas .222. Pero luego de su magia defensiva en el 2005, Uribe empujó cinco carreras en las primeras dos victorias de los Gigantes en la Serie Mundial del 2010 contra los Rangers. Y en el triunfo decisivo, el quisqueyano dio sencillo y anotó lo que sería la carrera de la diferencia con jonrón del colombiano Edgar Rentería.

"No da hits todo el tiempo, pero sabes que vas a ver un turno de calidad cuando él está ahí", dijo Wright. "Parece que él tiene la capacidad de pensar lo que piensa el pitcher".

Tal como lo hizo el viernes, Uribe quiere seguir como parte íntegra de la lucha de los Mets contra los Reales-aunque sea saliendo de la banca.

"Cada vez que uno hace algo para ayudar al equipo, eso es algo bueno", dijo Uribe. "Siempre le pido a Dios en una Serie Mundial que no me deje cometer un error, porque ésas son cosas que la gente no olvida. Cuando haces algo bueno, la gente no lo olvida y cuando haces un error también".

Hasta ahora, no hay quejas en los predios de Queens.

"Es un muchacho tan bueno de tener en un equipo y en el clubhouse", expresó Collins. "Es bueno que él tenga la oportunidad de aportar".